El lunes por la tarde dos niños murieron ahogados en el dique San Jorge luego de que la capa de hielo que lo cubría se rompiera bajo sus pies. Sus cuerpos fueron rescatados sin vida por Bomberos Voluntarios. Este martes la comunidad de Río Turbio despide los restos de los nenes de 9 y 10 años que encontraron la muerte jugando con sus trineos.

Brian Ariel Torres, de 10 años  y Brian Agustín Navarro , de 9, jugaban con sus trineos en el Dique San José de Río Turbio cuyas aguas se encontraban congeladas por las bajas temperaturas. Sin embargo, el hielo se rompió y cayeron a las gélidas agua de donde fueron rescatados ya sin vida el lunes por la tarde.

La principal hipótesis que se maneja es que se encontraban jugando con trineos cuando hielo cedió y cayeron al agua fría, pero no se descarta - según publica La Opinión Austral - que ambos se hayan caído por intentar rescatar al perro que fue encontrado en el lugar y que logró ser rescatado. Pese a las técnicas de reanimación practicadas a cada uno de los niños, ninguno de ellos logró salvarse.

Los restos de los niños serán velados desde el mediodía de este martes y luego serán trasladados al cementerio local. Y por estas horas, la comunidad de Río Turbio se encuentra conmocionada por la tragedia que se llevó la vida de los dos pequeños niños.

Los vecinos que se acercaron a la zona pidieron responsabilidad a la comunidad, ya que es común que los niños suelan acercarse para jugar a esta zona. “Pedimos a la comunidad que tengan conciencia. Hay otros lugares para hacer estas actividades. Que no se acerquen al dique. No es seguro”, afirmaron,