EL HOYO (ADNSUR) - La docente Nadia Gómez desde El Hoyo habló exclusivo con ADNSUR, sobre el panorama en la localidad cordillerana afectada por los incendios.  “Luego de una noche en la que permanecimos evacuados en Epuyén, pudimos regresar a nuestra casa. Todo es muy triste. Todavía quedan muchos evacuados en Epuyén. En mi casa, no tuve pérdidas de consideración porque vivo en la zona céntrica, a 1 cuadra del hospital”.

Y relató que  “hay un intenso olor a humo que invade todo. Ahora, estamos bien con mi familia. Pero ayer se evacuó a mucha gente porque –en determinado momento- estábamos cercados por el fuego.  Es terrible ver todo gris”, explicó con una profunda congoja.

“Les pedimos que participen en todas las campañas para ayudar a la gente porque muchas familias perdieron todo lo que tenían. Eso es –absolutamente- prioritario ahora”, suplicó. Y sostuvo que "muchas familias lo perdieron todo en pocos minutos porque el viento aceleró todo y se complicaba hasta respirar con normalidad”.

Según relató a esta agencia de noticias, “actualmente hay mucha gente evacuada en Epuyén y en la escuela 81. Se concentraron las donaciones en el gimnasio de El Hoyo porque los otros lugares se quemaron por completo" y señaló,  que en este momento, no hay luz porque también se quemaron los cables de la tensión eléctrica.

"En el último incendio grande, estuvimos una semana sin luz. Hay dificultades para la señal de teléfono y hay muchos lugares incomunicados. Pero quiero reafirmar que se necesitan donaciones de alimentos para las personas y las mascotas”, reiteró.