COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La última fue Kiara Ramírez, La primera Martha Campedranos, y la que tuvo el reinado más largo Azucena Caamaño, quien forjó una carrera en la moda internacional y las artes plásticas, se casó con el cantante frances Florent Pagny y en la actualidad tiene su propia marca de cosméticos: Rosazucena.

La elección de la Reina Nacional del Petróleo no es un solo un certamen de belleza en Comodoro Rivadavia, pero este año, por la pandemia o quizás por la adhesión al movimiento "Ciudades sin reinas", tal como sucedió para el aniversario de la ciudad, no habrá competencia y Kiara Ramírez continuará siendo la soberana hasta que la próxima edición.

El certamen tiene una larga y rica historia que habla de la identidad de una comunidad. Así lo explica la magíster en historia Edda Crespo, socia Fundadora e Integrante de la Comisión Directiva de la Asociación Argentina Para la Investigación en Historia de las Mujeres y Estudios de Género de la República Argentina (AAIHMEG) desde 2017, y especialista en el Mundo del Trabajo, la Historia de las Mujeres y las Relaciones de Género en la Patagonia.

“Hay una larga historia de protagonismo de mujeres en esos lugares de coronación. Para ellas era aparecer en el centro de la escena, porque estamos hablando de una economía donde la mujer estaba dentro de la casa. Entonces esto le permitía salir al espacio público. Pero además, la ceremonia de reina de belleza en general, como las del petróleo en particular, no pueden entenderse sin las características de las comunidades a las que están asociadas. En estas jornadas las mujeres participaban representando a los clubes deportivos, las asociaciones, las empresas petroleras y eran una suerte de heroínas populares que al participar de esta ceremonia podían acceder, sobre todo a mediados del siglo XX y luego esto se va a ir modificando, al espacio público”, explica la especialista.

 

En 1947 se realizó la primera elección de la Reina Nacional del Petróleo. A diferencia de la actualidad en ese entonces las candidatas desfilaban en carrozas, todo un espectáculo para la comunidad.
En 1947 se realizó la primera elección de la Reina Nacional del Petróleo. A diferencia de la actualidad en ese entonces las candidatas desfilaban en carrozas, todo un espectáculo para la comunidad.

 

VAMOS A LA HISTORIA

Fue en 1947 cuando se realizó por primera vez la Elección de la Reina Nacional del Petróleo en Comodoro Rivadavia. Ese año la ganadora fue la representante de YPF, Martha Campedranos. 

En 1948 la elección fue realizada por el Sindicato de Obreros y Empleados de YPF, pero no fue considerada como Reina Nacional, y Elvira López la ganadora obtuvo el derecho a participar de la elección de la Reina del Trabajo.

Al año siguiente la elección volvió a tener carácter nacional y la ganadora fue la representante de Plaza Huincul, Liliana Copito. Es que además de jóvenes de Comodoro en esos años participaban candidatas de otros yacimientos petroleros del país.

Delia Rosa Santillán de YPF, Angelina Neicoff de Compañía Ferrocarrilera del Petróleo, Irma Villafañe, Elisa Fisher, Elena Andrusis, Ana Cortés, María Cristina Puig, Marta Soto y Norma Ester Patueli, ambas del yacimiento Santa Cruz norte, y Ana Luisa García Goette fueron algunas de las jóvenes coronadas en los primeros 20 años del certamen, entre otras.

Luego vendrían Viviana Larraya, Celina Fraunhoffer, Rosa Njezic, Alba Steiner, Estela Soutullo, Ingrid Cristina, Beryl Doris Diez, Lucía Demassi y Azucena Caamaño, de solo 16 años.

Ella fue reina durante 21 años, y tras su elección continuó una carrera de modelo. Fue coronada como Miss Siete Días, formó parte del staff de modelos de Ricardo Piñeyro y fue amadrinada por Téte Coustarot.

Con Azucena cerró una etapa del certamen que no se volvería a realizar hasta 2004, cuando el gobierno de Mario Das Neves reimpulsó la elección, de la mano de Petrominera del Chubut, el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas y la Municipalidad de Comodoro. Aunque esta vez sin representante de las operadoras.

 

Azucena Caamaño tras ser coronada Reina Nacional del Petróleo inició una carrera de modelo que la llevó a las pasarelas internacionales.
Azucena Caamaño tras ser coronada Reina Nacional del Petróleo inició una carrera de modelo que la llevó a las pasarelas internacionales.

 

MUCHO MÁS QUE BELLEZA

En "Más allá del ritual de belleza: las reinas del petróleo en sus imágenes y palabras”, Edda Crespo cuenta cómo el certamen significó romper con la vida cotidiana para las candidatas, que en algunos casos incluso habían sido seleccionadas en bailes de la época.

La autora explica que “ganar la competencia no era tan relevante como participar en la movilización comunitaria que se desataba durante el transcurso de los meses previos al día 13 de diciembre en que se realizaba la gran final”. Es que las chicas participaban de entrevistas radiales y diferentes actividades en torno a la celebración. 

Crespo indica además que las narraciones de las protagonistas que entrevistó para ese trabajo dejaban “entrever asimismo las tensiones que se producían hacia el interior de la familia, ya que la exhibición de los cuerpos de estas “niñas” (en realidad jóvenes entre 15 y 20 años en su mayoría) durante los meses previos a la ceremonia de coronación, era cuestionada fuertemente por sus padres, quienes asimismo habían decidido que las mismas vieran relegadas sus aspiraciones como estudiantes o bien ingresaran al mercado laboral”. 

En ese sentido, asegura que “las entrevistadas o sus familiares” hicieron “especial referencia a la forma en que su participación había sido un capítulo importante hacia la superación del encierro doméstico al que la cultura minera las relegaba”.

Se debe recordar que esas elecciones eran muy diferentes a las actuales. Había desfile de carrozas y todo una fiesta alrededor del certamen, y así como para Caamaño significaba “jugar a ser princesa” y “poder mostrarme” -como dice en el trabajo- para otras candidatas de mayor edad su coronación era una cuestión social  de tal manera que con el paso del tiempo para algunas su participación estaba “asociada con el fracaso posterior de sus matrimonios y el poder ejercido por sus esposos sobre sus vidas, al punto tal de que en uno de esos casos, uno de ellos no le permitió coronar a su sucesora porque estaba embarazada”, toda una definición de los tiempos que se vivían.

 

Año 1951, Angelina Neicoff, la nueva Reina Nacional del Petróleo visita a la madre del Presidente Juan Domingo Perón, quien vivía en Comodoro Rivadavia.
Año 1951, Angelina Neicoff, la nueva Reina Nacional del Petróleo visita a la madre del Presidente Juan Domingo Perón, quien vivía en Comodoro Rivadavia.

 

EL REGRESO A LAS FUENTES

En 2004, cuando volvió el certamen, la coronación se pensó como un show, un espectáculo con músicos invitados y un desfile con tres pasadas con diferentes tipos de ropa, desde bikini hasta alta costura. 

Crespo recuerda que ese 13 de diciembre de 2004, cuando María Florencia Carballo fue coronada como Reina Nacional del Petróleo, fue todo emoción. La organización exhibió imágenes de las elecciones anteriores y algunas antiguas reinas subieron al escenario, entre ellas Angelina Neicoff (1951), Elena a Andrusis (1955), Ana Luisa García Goette (1967), Celina Fraunhoffer (1969), Rosa Njezic (1970), Albaa Steiner (1971) y Estela a Soutullo (1972).

La autora recuerda que con lágrimas en los ojos fueron ovacionadas por el público, y minutos antes que Marcela Garayoa, quien había resultado primera princesa en aquella elección donde fue coronada Caamaño, la organización colocó en el centro del escenario el trono utilizado desde 1960.

Desde entonces la elección de la Reina Nacional del Petróleo se realiza cada año y para muchas chicas termina siendo mucho más que un simple desfile de modas, aunque año no se realizará esta tradicional e histórica celebración.  

 

Kiara Ramírez es la actual Reina Nacional del Petróleo.
Kiara Ramírez es la actual Reina Nacional del Petróleo.