Dos efectivos policiales de la comisaría Cuarta de Puerto Madryn le salvaron la vida a una pequeña de pocos meses de vida que se estaba ahogando y tenía severos problemas de respiración.

Se trata de Julieta Peralta y Joaquín Suárez, que socorrieron a una beba de pocos meses que se estaba ahogando y había dejado de respirar.

Según destacó Radio3, La rápida intervención logró que la niña recobrara signos vitales y llegara al Hospital Ísola.

Los efectivos se encontraban de patrullaje y rápidamente se hicieron presentes en la vivienda, donde se encontraron con la familia en estado de shock y con la beba, de entre 2 y 3 meses, sin respirar y morada.

Así lo recordó a Radio 3 la sargento Peralta, quien se hizo cargo de practicar maniobras de RCP mientras que el cabo Suárez conducía hacía el Hospital Ísola.