ITALIA (ADNSUR) - Un hombre caminó más de 450 kilómetros tras discutir con su esposa, con el fin de poder despejar su mente. El sujeto de 48 años fue sorprendido por la policía local en Funo, Italia, mientras realizaba un recorrido nocturno para fiscalizar que se cumpliese el toque de queda que rige como medida preventiva por la pandemia de coronavirus.

Según informó el medio italiano II Resto del Carlino, al estar infringiendo la norma, los uniformados lo llevaron hacia la comisaría y quedaron sorprendidos con la historia ya que, al ser consultado de dónde era, él les respondió que vivía en Como, una localidad que está a 450 kilómetros de Funo.

Al ingresar los datos del hombre en la base de datos se activó de inmediato una alerta, ya que llevaba una semana fuera de casa. Indicó que tuvo una pelea con su esposa y para aliviar la tensión se puso a caminar sin detenerse.

"Vine a pie para acá. No usé ningún medio. En estos días comía y bebía porque la gente que encontraba en el camino me ofrecía agua y comida. Estoy bien. Solo estoy un poco cansado", dijo el hombre.

Finalmente, la esposa del sujeto fue a buscarlo a Funo y debió pagar una multa de 400 euros por la violación del toque de queda que prohíbe a todos salir de sus domicilios desde las 22 y hasta las 5 de la mañana.