El panelista de Intratables Diego Brancatelli se reencontró este viernes con su mujer, Cecilia Insinga, quien dio positivo de COVID-19 cinco días atrás, y sus hijos, Valentín y Luca. 

“¡Ya en casaaaa! Torre de abrazos!!!!!!! Nada más hermoso. Gracias a todos por tantos buenos deseos!", escribió Diego Brancatelli este viernes en Instagram para anunciar la vuelta a su hogar tras estar internado varios días por agravarse su cuadro de coronavirus. Lo hizo junto a una tierna postal del reencuentro con su mujer, Cecilia Insigna -quien también dio positivo de covid-, y sus hijos Valentín y Luca.

Diego Brancatelli recibió el alta: “Tuve miedo de no volver a ver a la familia”

En diálogo con Teleshow, Brancatelli resumió: “Fue movilizante. Esa es la palabra. Venía de 10 días de aislamiento, que había pasado sin la familia, extrañándolos horrores y el último día que debía ser el reencuentro me empecé a descompensar. Lo que derivó luego de tomografía y médico personal propio, en la internación de cinco días más”, contó. 

“Fueron eternos. Independientemente de lo clínico y lo difícil, los temores, miedos, todo lo que uno viene escuchando, que sabes cómo empieza pero nunca cómo termina la historia... El miedo a no volver a ver la familia... Bueno, hoy fue ese desahogo de abrazarlos y saber que lo volví a hacer, que volví a abrazar”, contó sobre el reencuentro. 

El panelista de Intratables detalló sobre su cuadro de salud: “Si bien tengo que cuidarme y todo esto no pasó, estoy estable y saturando bien, que es lo importante. Así que reencuentro pleno ahora, con cuidados”.

Según informa Infobae, los periodistas habían anticipado el momento previamente: “Me voy a dormir y a soñar lindo porque... mañana puede ser un gran día”, escribió ella sobre una imagen en la que el periodista abraza a los nenes. “Hoy va a ser un gran día”, reafirmó él al compartir la foto.

Brancatelli fue diagnosticado con coronavirus el viernes 23 de abril. Fue el mismo Fabián Doman quien confirmó la noticia en el programa. El lunes siguiente por la tarde su cuadro se agravó y sus médicos decidieron internarlo en el Sanatorio de la Trinidad, por una neumonía bilateral.