Una nueva versión de las comidas navideñas se suma como innovación para estas fiestas. Se trata del vitel toné, un clásico de todos los años, combinado con los tradicionales churros.

La apuesta corresponde a la tradicional churrería El Topo, de Pinamar, que anunció la novedad y disparó la polémica en redes sociales.

En declaraciones radiales el dueño de esa cadena, Juan Manuel Navarro, afirmó que ese tipo de innovaciones ya las realizaba en el pasado su padre y recordó los churros con queso roquefort.

"Para la vigilia de Semana Santa hicimos unos con atún y kanikama que tuvieron buena respuesta en el mostrador pero no generaron esta reacción en las redes sociales", aseguró.

Después del pan "dulce" salado, llegaron los churros rellenos con vitel toné

Respecto a los comentarios negativos en Twitter, remarcó: "El churro es una masa salada, es un pan frito. Si uno moja el vitel toné con un pancito, tranquilamente lo puede comer en un churro".

De acuerdo con el empresario, varios de sus conocidos probaron esta alternativa y "a todos les encantó". Además, aclaró que hacen otros con churros con humus, con palta o con jamón y queso. "Todo lo que se puede poner en un pizza se puede hacer en un churro", finalizó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!