COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - "Más allá de lo que pase con el descongelamiento o no, la Argentina tiene una situación que está bueno ponerla arriba de la mesa –indicó el funcionario nacional en una entrevista exclusiva con Actualidad 2.0, por radio Del Mar-. El porcentaje de subsidios sobre el costo de la energía es importantísimo y por eso tenemos que trabajar en esa línea. Luego se verá qué capacidad tienen los argentinos y las argentinas de hacer frente al costo de la misma y en función de eso, se decidirá si se descongela o no".

Consultado sobre las versiones que dan cuenta de un plan de segmentación social, para aplicar los aumentos de tarifas de acuerdo con la capacidad de pago y fijando límites al aumento o excluyendo a los sectores más vulnerables, respondió:  

"Yo creo que hay un porcentaje de la población que puede hacerle frente al costo de la energía sin tener que subsidiar, pero también tenemos sectores que de ninguna manera pueden hacer frente al costo, por lo cual tampoco serviría aumentarles y esos sectores serán los subsidiados, pero de manera más eficiente –insistió-. Hoy tenemos herramientas que antes no teníamos, la tecnología y las decisiones del gobierno nacional nos han permitido individualizar de manera mucho más eficiente al que está con problemas, y a ese usuario por supuesto habrá que subsidiarlo. Sería insólito querer cobrarle una tarifa que no puede hacerle frente".

Al mismo tiempo, diferenció: "Hay otro sector de la sociedad que puede ir acompañando un esquema tarifario en función de sus ingresos, pero lo que tenemos que tratar es que no deje de consumir otros bienes y servicios para tener que pagar la energía, sino que pueda mantener un poder adquisitivo. Ojalá se empiece a recuperar el país, salgamos de este proceso de la pandemia y que la Argentina empiece a crecer o se mantenga un ritmo de crecimiento, para que toda la gente aumente su poder adquisitivo y eso lo vamos a tener en cuenta al tomar la decisión del esquema tarifario".

Deuda con CAMMESA: diferenciar a las privadas de las cooperativas

En relación al tema de las tarifas eléctricas, se le consultó también sobre la deuda que mantiene todo el sistema de distribución del país con CAMMESA, que en este momento ascienda a un monto del orden de los 100.000 millones de pesos, entre las que Chubut participa con alrededor de 11.000 millones de pesos, de los cuales 4.000 corresponden a la SCPL de Comodoro Rivadavia. Sobre el tema, Martínez viene advirtiendo que se debe contemplar la situación de las empresas públicas y de las cooperativas, frente a las distribuidoras privadas:

"Sin lugar a dudas hay que tener en cuenta las particularidades de cada región, porque hay diferentes situaciones –ratificó-, porque no es el mismo trato de una distribuidora privada, de una distribuidora provincial o de una cooperativa; entonces lo vamos a tener en cuenta y la discusión del presupuesto nos está dando una herramienta (tiene media sanción y falta su tratamiento en el Senado) para sentarnos con cada uno y ver estas particularidades. En función de eso se analizará la deuda, porque tenemos que sanear al sistema y vamos camino a eso. Este no es un tema no menor a tratar, pero las decisiones que se tomen serán justamente viendo estas particularidades: así como digo hay que analizar el esquema de subsidios y hacerlo más eficiente, llegando a cada uno de acuerdo a su situación particular, no va a ser distinto con las distribuidoras".