COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Incluye audio) - Soledad Cañumil, integrante de Socorristas en RED y Socorro Rosa Rabiosa, dialogó con Actualidad 2.0 luego del envío del proyecto de interrupción legal del embarazo al Congreso. Cuestionó la "objeción de conciencia", lo que les permite a los médicos negarse a realizar una práctica y consideró que "se tiene que contemplar en el texto de la ley que se va a discutir porque sería uno de los puntos que lograría que en la práctica no se termine garantizando". Mencionó que "desde 2017 van creciendo los casos, nosotros recibimos entre 5 y 10 llamados diarios (de mujeres que no obtienen asistencia), y acompañamientos en grupo de lo que va del año son alrededor de 400".

"A la tarde recién pudimos leer de qué se trataba. Es muy similar al proyecto de la campaña en cuanto a los tiempos que prevée y a los servicios que debe garantizar el servicio de salud pero uno de los temas que está muy debatible es el de la objeción de conciencia", mencionó.

𝑺𝒐𝒍𝒆 𝑯𝒆𝒓𝒓𝒆𝒓𝒂 on Twitter

"Es lo que permite a los médicos a negarse a realizar una práctica. El tema es que generalmente se objeta conciencia en lo que tiene que ver con derechos sexuales y no reproductivos; nadie objeta conciencia para decir que no realiza una operación de rodilla. Sin embargo, para una ligadura de trompas, la interrupción del embarazo muchos profesionales objetan conciencia", dijo. 

"Esto es una dificultad porque impide la garantía de derechos", mencionó Cuñumil. "Eso hoy viene ocurriendo. Eso se tiene que contemplar en el texto de la ley que se va a discutir porque sería uno de los puntos que lograría que en la práctica no se termine garantizando". 

CONSULTAS DE MUJERES EN LA RED 

Aseguró que las consultas de mujeres que no obtienen las respuestas que buscan en el sistema de salud, dijo que "siempre se han incrementado, desde 2017 hasta hoy. Hoy recibimos entre cinco y 10 llamados diarios. Es un montón. En términos de acompañamientos que hemos realizado como grupo fueron alrededor de 400, lo que habla de una posibilidad que muchas están conociendo de poder abortar de manera segura, con medicamentos, en su casa, sin riesgos, con autonomía".