La normativa aprobada prevé que los perros que viven en la calle sean esterilizados, vacunados y devueltos al mismo lugar de la vía pública en el que fueron hallados, lo que había sido objeto de debate en el Concejo Deliberante, ya que la oposición planteaba el retiro de esos animales a través del servicio de perrera, para luego darlos en adopción.

El cuestionamiento también se hizo desde asociaciones vecinales, de zona sur y norte, para pedir cambios en la norma, para atender el problema de la cantidad de perros callejeros. Sin embargo, la ordenanza fue promulgada por el intendente Juan Pablo Luque tal como salió desde el ámbito legislativo.

“Nosotros hace 30 días hicimos observaciones y las enviamos para que fueran evaluadas, pero en este lapso la ordenanza ya entró en vigencia. Nosotros solicitábamos cambios en relación al perro callejero que muerde, porque consideramos que hay que buscarlos, recuperarlos, re educarlos porque en la mayoría de los casos es posible y luego buscarles una familia para darlos en adopción”.

“Queremos quitar al perro mordedor la territorialidad”

De igual modo, Roa aclaró que “nosotros no queremos capturas masivas como se hacía antes, sino trabajar puntualmente con animales mordedores, que están en la vía pública y los tenemos identificados”.

Roa detalló que en la actualidad hay entre 3 y 4 denuncias semanales, mientras que en el hospital hay alrededor de dos atenciones diarias por mordeduras.

“Hay perros que toman una esquina o un lugar del barrio como propio –explicó Roa-. Si vamos y lo sacamos de ese lugar, le quitamos la noción de territorialidad, se desubican y pierden agresividad. Ese perro puede ser educado y reintegrado, por eso solicito la captura para perros mordedores y poderlo recuperar. Obviamente no podemos buscar todos los perros que hay en la vía pública, porque sería imposible”.

Más turnos para castrar, pero hay alto incumplimiento 

La ordenanza prevé un incremento en la cantidad de castraciones, por lo que se entregan 150 turnos diarios, aunque Roa lamentó que hay faltantes entre quienes obtienen el turno y luego no concurren para la operación.

“Hay un margen importante de faltantes, entre 40 y 50 animales por día –advirtió, en diálogo con Periodismo de 10-. Ahora estamos trabajando en la vecinal de barrio Pietrobelli y estamos saliendo a pedir a la gente para que se inscriba, que lo puede hacer personalmente o a través de la página www.comodoroweb.gob.ar”, convocó.

Para esto se ha dispuesto un total de 18 personas, con 6 veterinarios y 12 ayudantes, para poder cumplir con el objetivo de las castraciones masivas. “En estos dos meses vamos a estar en las vecinales de zona sur, cambiando cada tres semanas, para volver a zona norte a partir de febrero”, detalló.

La idea es llegar a 200 cirugías diarias a partir de marzo, con rotaciones entre barrios de zona sur y norte, pero insistió en que los vecinos deben aprovechar los turnos obtenidos.

Recordó asimismo que la norma estipula sanciones para dueños de perros que son dejados en la vía pública, por lo que en una primera etapa habrá una etapa de información y educación para que la gente entienda que el perro debe estar en el domicilio. “El último paso será la aplicación de la multa que está prevista en la ordenanza”, indicó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!