COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Se trata de un operario de la empresa ‘Puerto Comodoro’, cuya esposa trabaja en la empresa TAEX S.A, cuyo resultado del test se aguarda para mañana jueves. “Hemos pedido el hisopado a los trabajadores de las dos empresas -precisó Lapalma, en diálogo con ADNSUR-, porque alrededor del 70 por ciento de los trabajadores son bolivianos o hijos de migrantes, que en los exámenes preocupacionles ya presentaban la enfermedad de chagas”.

Tal como se informó más temprano este miércoles, entre ambas empresas trabajan alrededor de 200 personas, por lo que los funcionarios del área sanitaria fueron advertidos por el sindicato del sector acerca del factor de riesgo que implica la enfermedad pre existente en muchos de los casos.

“Le hemos pedido a Miriam Monasterolo que al hacerse el examen anual de salud, por exigencia de la ART, se incluya el hisopado para todos los trabajadores. Esto es para dar seguridad y garantías a la gente, que ya nos había pedido con anterioridad porque hay mucho miedo y es lógico. Nosotros hemos dicho que entre el langostino y el trabajador, nos vamos a quedar con los trabajadores”.

El planteo también fue realizado ante la posición de uno de los empresarios que exigía continuar con el trabajo en la planta, lo que finalmente quedó suspendido por decisión del gremio y los trabajadores, que a su vez formularon la correspondiente denuncia en la Delegación local de la Secretaría de Trabajo.

“Miriam nos dijo que van a hacer el seguimiento del nexo epidemiológico, ya tienen información sobre el grupo de trabajo más cercano, porque son distintos turnos y el mismo trabajador que dio positivo fue informando quiénes son los compañeros más cercanos -detalló Lapalma-. Yo lo que he planteado es que no se puede saber si este trabajador trajo el virus de afuera o si se contagió de otra persona que trabaja con él, por eso pedimos que se haga el análisis sobre todos. Como las empresas deben hacer el examen de salud anual, se puede aprovechar la oportunidad y hacer todo junto”.

Esto motivó reclamos para que las empresas suspendan la actividad, al menos por 48 horas, hasta que se conozca el resultado y se determine el nexo epidemiológico.

“Esto es para que también las empresas se queden tranquilas -insistió el dirigente-. Si hay 10 ó 20 casos positivos, se pueden aislar, pero si vamos contando de a uno vamos a estar esperando a que se contagien todos. Aparte nosotros sabemos que la mayoría de los compañeros son bolivianos y laburan en las empresas, una gran mayoría tiene Chagas, porque esto surgió en los exámenes preocupacionales cuando iban a entrar a trabajar. Yo no sé si hubo casos de tuberculosis, pero en su momento se conocieron estos resultados. Los extranjeros o hijos de migrantes son el 70 por ciento de los operarios y muchos tenían esta enfermedad. Lo peor que nos puede pasar es que haya un contagio masivo dentro de las plantas”.