COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  "A Guille lo conocí uno de los tantos viernes en lo de mis amigos de la roti. Desalineado, con un alma tan noble y respetuosa como abandonada. Un ser que para no “asustar” a nadie o quizás evitar ciertas miradas prefería decir “espero afuera, rubia, avisale a Ana”, y ni bien el local quedaba vacío entraba a escuchar “buena musica” al compás de algun tema de Ceratti, puesto a propósito por su visita. Amaba tanto a Ceratti como a los perros". Es Andrea quien dibuja con palabras el perfil de "El Guille", en un posteo de Facebook.

"Él daba todo por sus pichos, hasta la comida que podía recolectar durante el día. Quizás había días malos donde no podía con su mundo pero aún en esos días, no dejaba en banda a su manada, ni ellos a él", escribe en su post.

Pero su manada quedo sola cuando este hombre falleció en julio. Y Andrea se ocupó de que pudieran conseguir un hogar. Uno a uno, los seis perros fueron adoptados. Sólo queda Indra, lista para conocer a una familia dispuesta a amarla.

Andrea Piquet