COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – “Surgió la idea en base a la desesperación y los gastos fijos que uno tiene”, dice Mauricio Porcu en diálogo con ADNSUR al contar cómo junto a su socio, Juan Pablo Baztán, decidieron reinventarse en medio del aislamiento y convertir el complejo deportivo “Vas x más” en una verdulería que por estos días incluye el servicio de delivery.

Según explicó Porcu, la necesidad de poder pagar los sueldos de los dos empleados que tienen, los costos operativos del complejo, el alquiler y el vivir, porque en el caso de ellos es su fuente de ingreso, los llevó a ese rubro que hoy les está “salvando las papás”; vaya la paradoja.

El complejo que está ubicado en la salida norte de Kilómetro 3 cuenta con tres canchas: dos de fútbol 7 y una de fútbol de 5, además de un pelotero. El 1 de noviembre cumplirá 10 años de actividades, pero cuando comenzó el último enero, tanto Mauricio como Juan Pablo nunca imaginaron que a mitad de 2020 iban a vivir este presente.  

“Nosotros tenemos alquiler, empleados en blanco y vivimos de esto: los complejos de fútbol. El 16 de marzo nos cerraron todo lo que era canchas de fútbol y pelotero, y hoy por hoy no tenemos la chance de saber cuándo vamos a poder abrirlos”, lamentó Mauricio.

El hombre recuerda como si fuera hoy el día que le informaron que se suspendían las actividades deportivas en la ciudad. Por ese entonces el panorama actual era como pensar en una película al igual que las cifras que alcanzó el coronavirus en otros países como Italia, España, Estados Unidos, Brasil y ahora Perú.

Fue Juan Pablo quien insistió en abrir una verdulería en el local que tenían alquilado en la calle Buchardo. Sin muchas alternativas, pusieron manos a la obra y comenzaron con los trámites para poder hacerlo en forma legal.

“Le preguntamos a las autoridades municipales si se podía hacer para que fuera legal. Al principio tuvimos que presentar una serie de cosas, estuvo bastante complicado, pero pudimos ir armándolo y nos dieron las habilitaciones pertinentes para que funciones como verdulería”, recordó el emprendedor.

Otros tiempos. La pelota rodaba y era la protagonista de cada jornada.
Otros tiempos. La pelota rodaba y era la protagonista de cada jornada.

Mauricio asegura que no fue fácil apostar a un rubro desconocido. “Nos dieron una mano proveedores locales. Fuimos variando un poco de cada uno, viendo precios. Es un rubro que no conocíamos en absoluto, muy diferente al que teníamos. La verdura se echa a perder en tres días, algunos amigos que sabían del tema nos guiaron, pero también perdimos mucha mercadería o comimos mucho zapallo porque se había pasado para la venta al público”, señaló entre risas.

Y agregó: “Pero esta es la realidad y por lo menos nos está ayudando a pagar los sueldos porque hasta el momento no tuvimos ayuda de nadie. No pudimos entrar a los prestamos ATP. Entonces por lo menos de a poco vamos pagando”, dijo, orgulloso.

Mauricio sabe que los tiempos no dependen de nadie, solo del avance del virus. En un encuentro que mantuvieron este martes, las autoridades del Ente Comodoro Deportes les informaron a los propietarios de complejos deportivos y clubes que recién en la fase 7 se podría dar un reinicio a las actividades, aunque en el caso del pelotero sabe que habrá que quizás haya que esperar un poco más o las complicaciones sean diferentes. “Va a ser difícil que una persona te alquile un pelotero a la mitad porque se hacen para 15 o 35 chicos y que te lo reduzcan a la mitad va a ser difícil el alquiler”; indicó.

Comodoro: por el aislamiento obligatorio convirtieron su complejo deportivo en una verdulería

Mauricio y Juan Pablo esperan con ansias el momento para volver al rubro al que apostaron hace casi una década. Mientras tanto, cada día de 10 a 19:30 la verdura es el 10 para salir adelante.

“Ojalá todo mejore y vuelva a la normalidad lo antes posible. No sabemos cuándo va a ser, pero por suerte logramos reinventarnos como hizo cualquiera que tuvo la posibilidad. Los chicos que siempre trabajaron con nosotros nos dieron una mano enorme y se están deslomando en la verdulería. Eso nos da satisfacción”, sentenció Mauricio deseando que la llegada de los 10 años del complejo la puedan festejar con otro presente.