COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  "Vemos que se repiten las reuniones sociales, compartir mate, sacarse barbijo en ambientes familiares... hay descuidos y ahí está el mayor riesgo de población", señaló Benítez en diálogo con Actualidad 2.0. En este contexto, consideró que volver a una etapa más restrictiva del aislamiento preventivo podría ser de utilidad para disminuir la curva de contagios. 

"Cuando comienza una cadena de transmisión comunitaria es muy difícil pararla, y ayudaría cerrar por 15 días porque habría menos circulación", remarcó, enfatizando que "hay que evitar el beso, el abrazo, el mate, aunque cueste". "El virus está en la ciudad y toda la población debe extremar al máximo medidas de prevención", acotó.

Mencionó que la gente "no toma dimensión hasta que se da el positivo... cuando se enteran, dicen: 'yo estuve en contacto con tal y cual' y eso puede ser una cadena de contagios".

En este escenario, recordó que que el personal sanitario es el más "expuesto y con mayor posibilidad de contagio", y mencionó que aunque " se toman todas las medidas de prevención para evitarlo, se observa en cierto punto una sobrecarga", remarcando que "todos los que trabajamos en Provincia estamos atravesando alguna dificultad”.

Además, señaló que al cambiar la situación epidemiológica de la ciudad aumenta la cantidad de hispados, y por ende, de casos positivos, ya que hay "un crecimiento paulatino en los centros de hisopados, que tiene que ver con la definición más sensible de caso", debido a que "un paciente con dos síntomas debe considerarse caso sospechoso e hisoparse".

Por esto, tanto "el tráiler del hospital, como las guardias y servicios privados y ambulancias, están sobrecargados ante esta situación".