Una curiosa discusión se generó en los medios y acaparó el debate en las redes sociales en la tarde del viernes cuando se supo que la secretaría de Acceso a la Salud de la Nación llamó a licitación para la compra de 10 mil penes de madera pulida. La secretaría está a cargo de Sandra Tirado, quien sucedió en ese puesto a Carla Vizzotti cuando asumió como ministra de Salud de la Nación. 

Según fundamentó Tirado, con la compra del material se busca "concientizar y evitar la propagación de enfermedades de transmisión sexual tales como el VIH y otras ITS en el marco de la Ley N° 23.798″.

Se espera que los penes de madera sean “destinados a la población general y a profesionales de la salud, a distribuirse en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS), Regiones Sanitarias, Programas Provinciales, Municipales y otros establecimientos de todo el país”. El martes cerró la convocatoria y hay cuatro empresas inscriptas.

De acuerdo al pliego, los diez mil penes deben ser de madera semidura, con una altura de 17 centímetros y un diámetro del cilindro de 4 centímetros. El diámetro base debe ser de 5 centímetros y el material será entregado en cajas de cien unidades. A esto se suma el encargo de un dispenser de preservativos por 10 mil unidades; y 10 mil maletines de polipropileno natural, de color turquesa.

La cartera sanitaria explicó la compra por "un aumento de los diagnósticos" en la transmisión de enfermedades sexuales, "como por ejemplo, sífilis". Lo cual motiva  "la necesidad de políticas de prevención en Salud Sexual, sostenida y de impacto nacional".

Tweet de Carla Vizzotti

En un comunicado, se especificó: “Los kits educativos para la promoción y prevención, contienen preservativos, dispenser para la accesibilidad de los preservativos y maletines donde se transportan los elementos para las capacitaciones, entre los que se cuentan penes de madera, gel lubricante y materiales de comunicación". El monto de la compra es de 13 millones de pesos.

Además, se precisó que "los materiales están destinados a los equipos que trabajan en terreno, ya sea en instituciones de salud, educación o en el ámbito comunitario" y que "ninguna provincia compra este tipo de insumo".

Se estima una distribución mensual de 800 kits. "El material se distribuye a través de los programas provinciales. Entre los oferentes para la adquisición de los kits, figura una oferta máxima por 14 millones y otra oferta menor por 4 millones. En el caso de adquirirlos, el Ministerio de Salud optará por la oferta menor".