Fuentes de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) informaron este jueves que todos los vuelos desde y hacia a la capital santacruceña están suspendidos. El Aeropuerto Internacional "Norberto Fernández" de Río Gallegos estará cerrado hasta nuevo aviso.

Esta decisión se debe a que las dos autobombas del Servicio de Salvamiento y Extinción de Incendio (SEI) quedaron fuera de servicio, y su funcionamiento es indispensable para cumplir con las normas de seguridad y operaciones aeroportuarias.

Según reseña La Opinión Austral, a las dos autobombas se les rompió el filtro de aire de los frenos, aunque trascendió que la falla sería aún más compleja, ya que el mecanismo del filtro de aire también influye en el proceso del instrumento que se activa para apagar un eventual incendio.

Un especialista de la ANAC llegará a Río Gallegos a evaluar la situación. 

Desde el Gobierno de Santa Cruz pusieron a disposición dos autobombas, pero estan no cumplen con los requerimientos técnicos para desarrollar sus tareas dentro del aeropuerto.

PASAJEROS REUBICADOS

Esta situación sorprende en plena travesía a cientos de pasajeros, que por estas horas están varados, principalmente en Aeroparque, siendo reubicados con destino a otras localidades de Santa Cruz.

En primera instancia, las reubicaciones serán hacia el Aeropuerto de El Calafate, y los pasajeros luego deberán costearse el traslado a Río Gallegos.

En Río Gallegos también hay pasajeros varados, informa La Opinión Austral, y señala que algunos optan por modificar la fecha del pasaje, mientras que otros buscaron hacer una conexión con el aeropuerto de El Calafate para llegar a Buenos Aires. En este último caso, Aerolíneas Argentinas no le reconoce los gastos extra en los pasajes, estadías, ni diferencias en los precios a los distintos destinos.