SANTA FE - El gobierno nacional lanzó a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos la convocatoria pública para adoptar a un adolescente de 14 años, cuyo caso está radicado en el Tribunal Colegiado de Familia Nº 4 de Rosario, a cargo de María Paula Mangani, en coordinación con el Registro Unico de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) de Santa Fe.

“Se convoca públicamente a aquellas personas y/o familias que deseen vincularse desde el afecto e involucrarse en un proyecto común con un adolescente de 14 años de edad, a fin de procurarle un ambiente familiar sano y amoroso. El adolescente es un apasionado del deporte y se dedica a la práctica del fútbol, ambiente en el cual ha logrado fortalecer su proyecto de vida deportiva y ha encontrado el afecto y la contención que necesita”, destaca al comunicado.

Y especialmente se requieren aptitudes para “acogerlo con afectividad y contención". Los interesados deberán escribir a la casilla de correo en el asunto el número de referencia de la convocatoria, sus datos personales y contacto a registrosrosario@santafe.gov.ar.

“Se trata de un adolescente que fue separado de su centro de vida luego de una medida de protección excepcional. Una vez que se lo declaró en adoptabilidad, agotamos la búsqueda de legajos en el Ruaga, que comenzó el 23 de diciembre de 2019. Luego hubo una demora por la pandemia”, describió la jueza María Paula Mangani.

“En el requerimiento que se había ordenado para el caso de que no hubiera aspirantes, el mismo Ruaga iba a requerir a registros de otras provincias para que, de algún modo se pueda ampliar la búsqueda, pero resultó infructuosa. Por las características y la historia del adolescente además se motorizó la búsqueda a nivel provincial, por acercamiento”.

La jueza destaca que el adolescente tiene una característica especial, y es que se desarrolla con felicidad y talento dentro del fútbol. “Tratamos de buscar familias que vivan cerca de clubes o semilleros de fútbol, para que siga desarrollando el deporte, que ya le ha dado cierto protagonismo, y pudo generar vínculos afectivos interesantes. Por eso la idea fue confeccionar la convocatoria de manera artesanal”.

Y explicó que se trata de “buscar a una familia para que se produzca la integración a medida de la necesidad del adolescente, en este caso para que pueda continuar con lo que hace y le apasiona. Hay que tirar abajo los prejuicios y los miedos, y mostrar las ganas de estar y acompañarlo”.

Según amplió la magistrada, cuando se intentó conseguir una familia para el nene a través del Ruaga, no se hallaron legajos admitidos para adolescentes. Por eso se requirió entonces a registros de aspirantes de otras provincias, pero tampoco se encontró una familia, salvo una que se rechazó por una cuestión geográfica.

“Ahora apostamos por la modalidad de convocatoria pública, por eso es importante la difusión a través de los medios, más allá de las redes sociales. Por lo que sabemos ya hay personas inscriptas en el primer día de un plazo de 30 que abrimos. Luego, pasaremos a realizar los análisis de viabilidad los candidatos”.