COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El secretario de Fiscalización del municipio, Daniel Campillay, le confirmó a ADNSUR que el edificio de Altius que había sido ilegalmente tomado por un grupo de familias ya está prácticamente desalojado porque queda sólo una persona en el lugar que está esperando cobrar una indemnización en estos días para dejar el lugar.

A fines de marzo, el Juez de Faltas otorgó una prórroga de 10 días hábiles más para que las familias que aún permanecen alojadas pudieran buscar otro lugar donde vivir ya que se había demostrado que había “voluntad en retirarse”.

Se anticipó en ese entonces que una vez desocupado el lugar quedaría “clausurado de forma definitiva”.

En relación a las irregularidades registradas se mencionó que había “habitaciones con baños compartidos, conexiones clandestinas de luz y gas, falta de habilitación comercial y de elementos de seguridad como extintores, mientras que los responsables del inquilinato no tenían carnet sanitario”, mencionó en su momento desde Seguridad Antonio Zúñiga.