La Organización Mundial de la Salud entró en alerta en los últimos días, luego de que una nueva y extraña enfermedad causara 89 muertes en Sudán del Sur.

"Decidimos enviar a un equipo de respuesta rápida para que fuera a realizar una evaluación de riesgos y una investigación", afirmó en diálogo con la BBC Sheila Baya, del organismo internacional, en relación a la situaci´n suscitada en el condado de Fangak.

"Entonces podrán recoger muestras de los enfermos, pero provisionalmente la cifra que obtuvimos fue de 89 muertos", detalló.

En ese sentido, remarcó que dadas las fuertes inundaciones que tienen lugar en la zona los investigadores y científicos debieron llegar al lugar en helicóptero, y que el virus podría estar causado por la contaminación en ese agua.

"El agua está contaminada por lo que parece ser petróleo. Hasta ahora no podemos saber si las muertes están relacionadas con la reciente explosión de petróleo en Ayod o la muerte es por otras enfermedades causadas por las inundaciones", dijo el comisionado del condado, Boutrus Biel, brindando las primeras sopechas de los posibles causantes de las muertes.

Según explicó la gran mayoría de los pacientes, en su mayoría ancianos y niños, presentaron como síntomas los vómitos, diarrea, fiebre alta, péridda de apetito y debilidad corporal.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!