CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Alberto Fernández anunció este viernes por la noche la extensión de la cuarentena hasta el 24 de mayo. En una conferencia de prensa que realizó desde la Residencia de Olivos, el presidente de la Nación comunicó que se dictará un decreto donde se dispondrá que todo el país, salvo el Área Metropolitana de Buenos Aires, pasará a la fase 4 de “reapetura progresiva” en el marco de la cuarentena social y obligatoria por el coronavirus.

El jefe de Estado habló acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. 

En sus palabras, el presidente indicó que "las cosas están ocurriendo como las venimos pensando y planeando". Sostuvo que "hemos sido muy estrictos en este tiempo" y reiteró el "enorme orgullo" hacia el comportamiento de los ciudadanos argentinos. Precisó que en el país "la situación está bastante controlada", sobre todo en relación a otras naciones del continente. 

Como en oportunidades anteriores, detalló los casos confirmados de coronavirus en cada región del país, donde este viernes se reportaron 240 nuevos infectados y un total de 5.611, así como otras ocho muertes y 293 víctimas fatales desde el inicio de la pandemia.

El jefe de Estado reiteró que las medidas en el país fueron aplicadas porque "lo que más nos preocupa es la salud de nuestra gente" e indicó que "estamos logrando los objetivos pero no hemos ganado la batalla".

Sobre cómo se avanzará de aquí hacia adelante, señaló: "no podemos abrir todo en desmedro de la gente, más circulamos más aumenta el riesgo, y todo lo que podamos minimizar en ese sentido, bienvenido sea".

Señaló que en el Área Metropolitana de Buenos Aires continuará con la cuarentena obligatoria tal cual como se realizó hasta ahora, a diferencia del resto del país, que iniciará la fase 4 del aislamiento, es decir que se habilitan ciertas flexibilizaciones. "No es un avance ni un retroceso, sino trabajar con seriedad, el objetivo no se pudo alcanzar", argumentó el jefe de Estado.

Agregó que la habilitación de comercios e industrias, tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires, deberá contar contar con la autorización del gobierno nacional. Para el resto de las provincias, se anexará una serie de protocolos para que algunas empresas empiecen a trabajar y los gobernadores deberán controlar su cumplimiento. Y aclaró que "no podrán movilizarse con transporte público".

En tanto, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta afirmó que la ciudad "sigue en cuarentena", valoró el "trabajo conjunto con la Nación y la provincia de Buenos Aires" y aseguró que esa unión es "una de las razones del buen resultado" que Argentina muestra, "en comparación con otros países" en el manejo de a pandemia. Dijo que el lunes próximo elevará al gobierno nacional una propuesta de apertura de actividades comerciales para abrir "en forma muy gradual".

Además anunció que se autorizarán las salidas recreativas los fines de semana para menores de edad, siempre acompañados por sus padres, en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, "para salir a dar una vuelta" y aclaró que las plazas seguirán cerradas.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof adelantó que serán elevadas a la Nación propuestas para la apertura de "ramas de la producción" para evitar "problemas de desabastecimiento", pero luego de que sean aprobados protocolos de seguridad y que se garantice que la industria "provea su propio transporte" de los productos.