Una mujer, en la provincia de San Juan, solicitó a su obra social que le practiquen un aborto en una clínica privada, pero su expareja no está de acuerdo con su decisión y pidió a la Justicia que interviniera para que el bebé nazca. 

"Solo quiero que la Justicia entienda que yo y mi hijo también somos personas y tenemos derechos. Es una lucha muy difícil, los días pasan y se nos acaba el tiempo”, había expresado la ex pareja de la mujer sobre la medida cautelar que había presentado para impedir la interrupción del embarazo de 12 semanas de gestación.

La Justicia Civil de San Juan aceptó el pasado 2 de mayo el recurso de amparo presentado por el hombre para impedirle a su ex pareja que se realice un aborto y defender su derecho a la paternidad. Sin embargo, en las últimas horas se conoció que finalmente la interrupción se llevó a cabo. 

El abogado de la mujer, Reinaldo Bedini, confirmó que la Interrupción Legal del Embarazo (IVE) se llevó a cabo el pasado 21 de abril a través de la medicación entregada por el Hospital de Pocito. "La interrupción del embarazo se había hecho el 21 de abril , a través del procedimiento de la medicación (misoprostol)", señaló según publica el portal Infozona

El abogado no descartó que la mujer tomé medidas judiciales contra su ex pareja: "La vuelve a forzar con su cuerpo a llevar adelante una gestación contra su voluntad. La ley de protección integral de la mujer habla de violencia sexual, no solamente cuando el autor abusa del cuerpo, sino también cuando impone restricciones en torno a la vida reproductiva de las mujeres", sostuvo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!