La doctora Emilia Villivar, infectóloga del Área Programática Sur, advirtió que la variante Delta del virus Sars Cov2 amenaza con volver la situación de la pandemia a marzo de 2020, ya que a nivel mundial se estudia por qué algunas vacunas pierden eficacia frente a esa mutación. También precisó que, hasta el momento, las variantes que circulan en la región responden a la inmunización de las vacunas conocidas, si bien presentan características de mayor agresividad, que podrían explicar el motivo por el que se ha internado a personas más jóvenes y sin factores de riesgo.

Entre las variantes que circulan en la ciudad, originadas en Reino Unido (B1 o Alfa), Perú (Andina o C37) y Manaos (P1 o Gamma), detalló que están cubiertas por la inmunización de las vacunas que se están aplicando en la actualidad. 

Villivar detalló que ahora cambió la denominación, por pedido de los países donde se originaron, para evitar la estigmatización.

La que genera mayor preocupación en el plano internacional hoy es la denominada Delta, originada en la India, ya que algunas vacunas no tendrían eficacia frente a esta mutación. “Es una carrera que hacen los virus, que buscan un huésped, pero cuando éste desarrolla anticuerpos, van mutando para hacerse más fuertes”, explicó la infectóloga en diálogo con el canal digital de ADNSUR.

Los riesgos de las variantes Delta y Beta

“La variante Delta del Covid nos podría retroceder a marzo de 2020”, advirtió una infectóloga de Comodoro

¿Qué tan lejos estamos de la variante Delta? Para responder a esa pregunta, la especialista apeló a varios factores que combinan el lejano origen de la mutación, con la facilidad de traslados en un mundo totalmente globalizado (y donde el ministro de Salud de Chubut advirtió, por otra parte, que se detectó a ciudadanos chubutenses que llegaron desde el exterior y no cumplieron con las medidas de cuarentena a sus ciudades).

Esta variante tiene la capacidad del escape inmunológico a algunas vacunas, por eso es de mucha preocupación a nivel mundial, tanto la Delta, que se secuenció por primera vez en la India, como la Sudafricana, que ahora es la denominada Beta –detalló-. Son las de mayor riesgo, porque no todas las vacunas las neutralizan, aunque todavía está en estudio cuáles son las menos eficaces”.

Frente a esta situación, ¿podríamos retroceder nuevamente hasta la línea de salida, como en el viejo juego de la Oca? La respuesta de Villivar es inquietante, pero al mismo tiempo advierte también cuáles son las mejores herramientas para seguir previniendo los contagios, como se reflejó en la última semana, con una sensible baja en la cantidad de casos positivos.

“Creo que el distanciamiento social, el uso del alcohol en gel y el uso del barbijo, con higiene frecuente de estos elementos, son hábitos que llegaron para quedarse por un tiempo –indicó-, pero al mismo tiempo debemos seguir avanzando fuertemente con la campaña de vacunación. No sé si ante la variante Delta estaremos como si nos hubiéramos vacunado nunca, pero estaríamos en un escenario muy complicado”.

Además, profundizó en las características de las variantes confirmadas en la ciudad, que han demostrado mayor agresividad y posiblemente expliquen la mayor afectación a personas de menor edad, aun sin factores de riesgo previos.

Lejos de intentar generar temor, las explicaciones de la especialista apuntan a seguir generando conciencia en que los hábitos de cuidado más sencillos son buenos instrumentos, además de las vacunas, para seguir enfrentando la pandemia.