MOSCÚ (ADNSUR) - Faltan pocos días para que la misión lunar Chandrayaan-2 marque un hito en la exploración espacial de la India al descender el próximo 7 de septiembre en la superficie de nuestro satélite natural. En ese contexto, un artista callejero de Bangalore, capital del estado indio de Karnataka, ideó una ingeniosa manera para denunciar el pésimo estado de las calles de su ciudad, filmando una parodia de caminata lunar en medio de los enormes baches en el pavimento.

Baadal Nanjundaswamy, el autor de la idea, filmó el pasado sábado a un actor que caminó por una calle con un disfraz de astronauta de color plateado que diseñó un sastre local para la ocasión. Lo hizo con largos pasos y simulando poca gravedad, detalló RT Actualidad. 

El video, cuyos primeros segundos poseen una asombrosa semejanza con el paisaje lunar, no tardó en hacerse viral y ya recibió más de 1.700.000 reproducciones.

 

Un artista se viste de astronauta para protestar contra el mal estado de una ruta

 


Los usuarios expresaron sus elogios por la originalidad de la parodia y etiquetaron a los funcionarios públicos responsables por el bienestar de la ciudad. Afortunadamente, el efecto fue casi inmediato: este martes ya se veía maquinaria trabajando en el lugar y reparando la calzada.

 

 

El propio Nanjundaswamy confesó que no esperaba que la modesta producción —que contó con un presupuesto de apenas 8.000 rupias o 110 dólares— tuviese semejante éxito.

"Toda la cosa fue filmada con la cámara de un celular; no se usaron luces adicionales. Así que, obviamente no esperaba que resultase de semejante manera", dijo en diálogo con The Indian Express.

Explicó que el material fue grabado en horas de la noche con la intención de evitar el tráfico, pero las luces de un vehículo ayudaron de manera fortuita a crear el "efecto dramático".

Nanjundaswamy es conocido por dar visibilidad a los problemas de las carreteras con ideas similares. Años atrás, 2015, frustrado por la falta de acción de las autoridades locales, esculpió un cocodrilo de tamaño natural en un bache de una ruta. 

En 2017, con ayuda de una actriz, transformó la apariencia de un enorme bache con agua estancada convirtiéndolo en una piscina con una sirena en el medio.