BUENOS AIRES (ADNSUR) - El secreto de su éxito - allá por 1998- estuvo en su perfecto balance entre programas de producción nacional como "A jugar con Hugo", el mencionado "Nivel X", "Zona Virtual" o "Kito Pizzas". Y además, el manga y el animé de Japón, de la mano de "Dragon Ball", "Los caballeros del zodiaco", "Los supercampeones", "Sailor moon" y "Pokemon" entre otros programa que atraparon a niños y adolescentes. 

Drago Ball Z
Drago Ball Z

Según informa el portal de Clarín, antes del éxito hubo un arranque plagado de incertidumbre. Magic fue el sueño de un puñado de personas, que buscaron armar un nuevo canal para niños tras el cierre de The Big Channel. El éxito del canal en Argentina y países limítrofes fue tal, llevó a soñar con la extensión hacia toda Latinoamericana. Pero ese salto terminó costando demasiado caro. Los precios de los derechos de los productos se multiplicaron, al tiempo que el peso cada vez valía menos durante la crisis del 2001

"En ese sentido, con la plata que compraban 3 series ahora sólo les alcanzaba para 1. Entonces el presupuesto se redujo. Aunque, se apostó a ganar más público, pero la realidad es que desde 2002 y tres años después tuvieron que bajar el telón, justamente porque dejó de ser rentable. Antes la empresa ganaba plata con el canal y ahora generaba pérdidas.

A jugar con Hugo
A jugar con Hugo

Para finales de 2005 llegó el día de encarar a los conductores, productores y técnicos del canal para anunciar el final del Magic. Fuentes informaron que la mejor noticia que pudieron darle a alguien es que vas a darle trabajo y la peor es decirle que tienen que cerrar. El canal siguió hasta mayo de 2006, pero sin la emisión de las producciones nacionales.

Los seguidores del canal nunca se enteraron de la crisis, de las pérdidas económicas o el fracaso panregional, simplemente Magic desapareció de la pantalla. De un día al otro no estuvo más, sin explicación, sin despedida, todo terminó y el mito, la nostalgia y el recuerdo emotivo empezaron lentamente a formarse.

.FUENTE: Clarín