CAPITAL FEDERAL -  Tras la polémica y el enorme rechazo que generó en enero la nueva política de Condiciones y Privacidad que WhatsApp intentaba imponer a sus usuarios, la plataforma de mensajería pospuso la fecha címita al 15 de mayo. Aunque la compañía aclaró que no se quedarán sin cuenta en caso de no aceptarla, remarcó que sí perderán algunas de sus funciones.

El servicio de mensajería empezará a mostrar de nuevo el mensaje sobre los cambio que realizará con las nuevas políticas, centrados en los datos que recopila WhatsApp de los usuarios y a su tratamiento, así como a la forma en que los negocios pueden usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats.

Para poder seguir usando WhatsApp de forma plena, los usuarios deberán aceptar los cambios antes de su entrada en vigor, el 15 de mayo. Pero si lo rechazan, esto no significa la pérdida de la cuenta, sino que los usuarios no tendrán "acceso a todas las funciones de WhatsApp hasta que las acepten".

Sin embargo, la aplicación se volverá casi inutil: podrán recibir llamadas y notificaciones, pero no podrán leer ni enviar mensajes desde la aplicación.

Los usuarios pueden aceptar las nuevas políticas "incluso después del 15 de mayo", y en este caso, aplicará la política relacionada relativa a los "usuarios inactivos".

También señala que los usuarios pueden exportar el historial de chat y descargar un informe de su cuenta o, en última instancia, eliminar la cuenta.

WhatsApp defendió que la nueva política está enfocada para las nuevas maneras de chatear con empresas y de hacer compras desde conversaciones de la aplicación, que ya se habían anunciado en octubre del año pasado y que resultan "totalmente opcionales", según la tecnológica.

Asimismo, la aplicación reiteró que los mensajes de los usuarios "continuarán estando cifrados de extremo a extremo siempre", un mecanismo de encriptación que hace que solo puedan leerlos el emisor y el receptor, "por lo que WhatsApp nunca podrá leerlos ni escucharlos".

Fuente: Clarín