Una empresa japonesa instalada en Argentina empezó a probar la  semana laboral reducida a cuatro días. Los 200 empleados seguirán cobrando el mismo sueldo y rotarán su día libre, para algunos será el viernes y para otros el lunes.

La prueba piloto comenzó en julio y durará en un principio por dos meses consecutivos. La dirección busca medir y evaluar el impacto de este modelo (que ya llevaron a cabo en sus sedes de Europa y África) en la productividad y la salud de los trabajadores.

Ricoh anunció un proyecto piloto para sus operaciones latinoamericanas que le sacará un día a la semana de trabajo. Y se convierte así en una de las primeras en la región en poner a prueba los beneficios de una semana reducida.

"Este enfoque centrado en las personas impulsa la evolución de varios aspectos de la empresa: espacios digitales y físicos, procesos y cultura, para lograrlo es fundamental una estrecha colaboración entre todos los departamentos del negocio", explicó Lorna Hernández, Vicepresidenta de Recursos Humanos de Ricoh Latinoamérica.


¿Cómo funcionará?

Una empresa comenzó a implementar semana laboral de cuatro días en Argentina

La prueba piloto tendrá una duración inicial de dos meses consecutivos y participarán las catorce filiales de la Región. El día libre se rotará por persona y según corresponda; para unos será el viernes y para otros el lunes.

La compañía viene desarrollando canales de asistencia como su plataforma de comercio electrónico, un equipo de ventas interno especializado, Ricoh Solutions Hub y su cobertura de huella en la Región a través de sus filiales y canales indirectos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!