CHILE - A 48 horas de haber confirmado el hallazgo de restos del avión de las Fuerzas Armadas chilenas en el mar, aún son más las incertidumbres que las certezas en torno al siniestro que provocó la muerte de 38 pasajeros.

Ahora, el comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Arturo Merino, confirmó este jueves la existencia de un audio de WhatsApp que advertía sobre una falla eléctrica en el Hércules C-130 desaparecido a principios de esta semana.

En diálogo con la prensa local, el alto mando detalló que antes de que se perdiera contacto con la aeronave, un soldado que viajaba a bordo le envió un mensaje de voz a su madre en el que se refería a un desperfecto eléctrico en el avión.

No obstante, el pasajero también expresó que la aeronave continuaba su vuelo en función del itinerario trazado.

El audio existe, no lo he escuchado en particular y se lo vamos a pasar al general que está a cargo de la investigación administrativa y también al fiscal”, sostuvo.

Luego de que se difundiera la información sobre la existencia del audio, los rumores que afirmaban que el avión habría despegado sin estar en condiciones de hacerlo, no tardaron en cobrar fuerza.

Al respecto, Merino aseguró que “los dos pilotos eran profesionales, y ellos tenían toda la autoridad para dejar la aeronave en tierra si es que hubiese habido una falla”.

Por último, el militar disipó dudas sobre la reciente alerta que había emitido la Fuerza Aérea de Estados Unidos por una falla técnica en los C-130 Hércules y explicó que por ese motivo, en agosto de este año la Fuerza Aérea chilena recibió la orden de que todas las unidades de este modelo dejaran de volar hasta que se hicieran las revisiones.

“Esta orden nos llegó este año y se decretó de inmediato que la flota se quedaba en tierra hasta que se le hiciera la inspección”, finalizó.