CHIINA (ADNSUR) – Una tragedia se vivió en la ciudad china de Jixi, donde nueve miembros de una familia murieron por comer fideos congelados.  Durante la celebración familiar hubo tres niños que se negaron a comer los fideos porque no les gustaba el sabor, lo cual les terminó salvando la vida.

Las autopsias revelaron que la pasta estaba compuesta por una toxina mortal que acabó con ellos. El producto llevaba congelado más de un año, contenía harina de maíz fermentada, que envenenó a la familia con ácido Ácido Bongkrékico (conocido también como flavotoxina A), es una toxina respiratoria altamente tóxica.

La familia, de la ciudad china de Jixi en la provincia nororiental de Heilongjiang, preparó el pasado 5 de octubre un Suantangzi, un manjar local chino a base de fideos fermentados.

Siete de los adultos murieron el 10 de octubre, la octava muerte se produjo dos días después. El único miembro de la familia que quedaba, murió el pasado lunes, así lo informó Crónica.