TRELEW (ADNSUR) - Nicolás Suganuma tiene 25 años, es de Trelew, cursó todos sus estudios en el Colegio Padre Juan y acaba de recibirse de médico por zoom en plena cuarentena por la pandemia del coronavirus, cuando los profesionales de la salud son más que requeridos. 

Nicolás terminó de forma virtual la carrera de Medicina de la UBA en medio de la pandemia, y rápidamente se puso al servicio de la salud pública. Actualmente realiza sus prácticas médicas en el Hospital de Trelew.


Nicolás contó a Jornada Play que las circunstancias en las que acabó su carrera fueron inusuales. “Fue raro”, admitió el joven y agregó: “Yo tenía fecha para recibirme en mayo en Buenos Aires y tenía organizada mi vida a partir de ese momento, pero este tema puso todo en stand by. Estábamos esperando una fecha que no sabíamos cuándo era. Una incertidumbre total no saber cómo se iba a terminar”.


La UBA exige a sus estudiantes 32 semanas de rotaciones prácticas en diferentes servicios y especialidades como requisito para terminar la carrera de Medicina. Pese a que Nicolás no había rendido aún las materias necesarias para realizar las prácticas, dado el contexto de crisis sanitaria en que vivimos y la forma en que la pandemia afectó los aspectos de la sociedad, la UBA permitió que sus alumnos accedan a las prácticas. Así fue como Nicolás comenzó a trabajar en el Hospital de Trelew para dedicarse al ejercicio de su vocación.


La responsabilidad fue absoluta y también la presión, porque Nicolás rindió sus exámenes al mismo tiempo que ejercía sus prácticas médicas. En los días previos a su último examen de carrera, se vio forzado a elegir entre operar en la víspera, a fin de hacer un bien por la salud pública, o estudiar para su examen del día después. “Yo rendí el viernes y mi último día de trabajo fue el martes en quirófano; pude tener esos días previos para estudiar, pero también me tiraba operar el jueves para hacer algo bueno”, contó. 

 

 


El viernes, el médico responsable de la carrera citó vía Zoom a los estudiantes que iban a recibirse. Frente a la cámara, y ante la atención de su profesor, su familia y amigos aguardaban expectantes, Nicolás desarrolló el tema de la obstetricia y con la participación de su madre asistió de forma virtual las circunstancias de su propio parto.


Nicolás Suganuma nació en Trelew y cursó sus estudios en el colegio Padre Juan. “Era mi segunda casa”, dice sobre la escuela que lo vio crecer. “Fueron los años que me formaron”.
Admite que tenía facilidad para absorber conocimientos relacionados a la Biología y la Historia. Su principal influencia fue su profesora Silvina Vázquez, quien lo motivó a incursionar en el campo de la medicina, y se rindió al respeto que inspira la figura de los médicos.


“Mi idea es quedarme unos meses más acá, y el verano que viene volverme a Buenos Aires para trabajar y tener cirugías -relató-. Quiero empezar una curva de crecimiento. En septiembre del año que viene tengo que rendir Ciencia para ingresar a un hospital y hacer la residencia completa, que son cuatro años como mínimo. Yo quiero hacer traumatología y ortopedia”.

“Cuando uno se recibe parece que ya llegaste, pero en realidad tenés las armas para empezar. El aprendizaje comienza ahora”, admite el joven chubutense en alusión a que el título de Médico es apenas el principio de una larga carrera de crecimiento profesional.

Fuente: Jornada