CAPITAL FEDERAL - Este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) publicó su informe sobre Mercado de trabajo del Indec para el cuarto trimestre mostró un leve descenso del desempleo hasta un 8,9% (en el mismo período del año anterior era de 9,1%). Además, creció la tasa de empleo, que pasó de 42,2% a 43%.

Esa creación de trabajo prácticamente fue compensada por la suba de la tasa de actividad (de 46,5% a 47,2%), o sea, de mayor cantidad de personas que debieron salir a buscar trabajo. Por su parte, la ocupación demandante pasó de 17,3% a 19% en un años. Ambas subas son además señales de que más personas se volcaron el mercado por la necesidad de nuevos ingresos ante la galopante suba de los precios durante el año pasado (53,4%), explica La Nación.

El subempleo mostró un avance de 12,1% a 13%, y esto, según los especialistas, es una muestra de la precarización de los empleos disponibles.

El sector privado registrado cerró el año pasado con 166.800 asalariados menos que hace un año. Se trata de una retracción de 2,7% en ese mercado laboral. Además este sector mostró una caída mensual desestacionalizada de 0,5% (-28.500 trabajadores) respecto a noviembre.

INDEC Argentina on Twitter

 

"De acuerdo con los cambios observados en la distribución de la población ocupada según distintas características, el mayor crecimiento de la participación en la estructura ocupacional en el período interanual se registró en los ocupados por cuenta propia, a diferencia de los asalariados, que redujeron su participación en 1,9 puntos. Dentro de los asalariados, a su vez, se observó un incremento de aquellos sin descuento jubilatorio, que alcanzaron el 35,9% del total", indica el informe.

"Los subocupados, aquellos ocupados que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestos a trabajar más horas, que incrementaron 1,1 punto porcentual su participación", señala.

"La baja interanual del desempleo responde al hecho de que la tasa de ocupación creció por encima de la tasa de actividad en el último trimestre del año pasado", afirmó un estudio de la consultora privada LCG. "Esto significa que el mercado de trabajo logró absorber a todos los que ingresaron buscando un empleo y a parte de los que ya se encontraban buscando uno, considerados hasta el momento como desempleados", agregó.

El incremento de la subocupación demandante representó, en términos absolutos, a casi 1,3 millones de trabajadores "que aun cuando cuentan con un empleo ejercen presión extra sobre el mercado de trabajo", según la consultora, que completó: "Este incremento matiza el dato positivo que representa la baja interanual de la tasa de desempleo. Una tasa de subocupación más alta también refleja un deterioro de los indicadores laborales".

 

Fuente: La Nación