LAS HERAS (SANTA CRUZ) - El congreso de Adosac, gremio mayoritario de los maestros santacruceños, resolvió este martes en la ciudad de Las Heras, un paro y movilización para el viernes 12 en rechazo a la última oferta salarial del gobierno provincial de Alicia Kirchner, del 25 por ciento en tres tramos hasta septiembre.

El sector rechazó además la modificación del 30 al 50 % sobre el salario inicial y hasta con 8 años de antigüedad que incluyó la propuesta, por considerar que "discrimina y excluye a miles de docentes activos y pasivos". Y en cambio exigió , "retomar el trabajo de actualización del escalafón docente en el ámbito de las subcomisiones paritarias".

Adosac ratificó un reclamo salarial del 35 % de recomposición por el año 2018 "a pagar de manera inmediata y unificada" además de una cláusula gatillo de indexación para 2019.

El paro y la movilización del viernes 12 de abril, incluye la participación en las acciones sindicales previstas en la ciudad denominada 28 de Noviembre a un año más de "la golpiza a trabajadores docentes y de la administración pública".

Entre otras resoluciones Adosac comunicó la de acompañar el jueves 11 a jubilados en una indagatoria judicial que "criminaliza la protesta social", como así también el lunes 15 de abril, a trabajadores petroleros procesados, en un juicio que comienza en Caleta Olivia.

Por su parte María Cecilia Velázquez, presidenta del Consejo Provincial de Educación (CPE), explicó que la propuesta del gobierno de Santa Cruz es "todo" lo que pueden ofrecer porque significan "alrededor de 200 millones de pesos más mensuales en el pago de los salarios solamente en educación, 9.000 millones de pesos anuales, amén de todas las cuestiones que hacen a lo laboral, incluyendo la formación", dijo a radio Frecuencia Patagonia, de Caleta Olivia.

La funcionaria sostuvo que el gobierno provincial espera las resoluciones que los gremios docentes llevarán a la próxima paritaria el 16 de abril, al tiempo que aseguró que el CPE recibe "múltiples adhesiones de los profesores y docentes en términos de opinión profesional, no de expresión sindical".

"Lo que quiero decir es que el conjunto está diciendo que necesita tener un dinero que se sume a su salario para poder afrontar esta terrible situación, y nosotros estamos planteando que en el mes de agosto nos volvamos a sentar para revisar en función de la situación que vivimos", planteó Velázquez.

Mientras tanto las asambleas de la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET) analizan si aceptan la oferta salarial gubernamental.