Un mujer oriunda de Neuquén dio a luz a su séptimo hijo varón este pasado miércoles en la Maternidad del Hospital Provincial Castro Rendón. Ahora, el recién nacido podría convertirse en el ahijado del presidente Alberto Fernández.

Emir nació por parto natural a las cuatro y media de la mañana con 3,040 kilos y con buen estado de salud, según informaron desde el hospital. Roxana, su madre, tiene 41 años y tuvo su séptimo hijo. El primero fue de muy joven.

“Los dos más grandes trabajan y los más chicos estudian, están todos solteros y vivimos todos juntos”, comentó y agregó que “soy mamá soltera hace siete meses, él se fue cuando ya estaba embarazada y no tenemos más contacto”.

“Nunca esperé una nena, siempre pienso que va a llegar lo que Dios me mande”, dijo. “Los dos más grandes trabajan y los más chicos estudian, están todos solteros y vivimos todos juntos”, contó la mujer a LMNeuquén.

Cuando tenía más de seis meses de embarazo, el responsable de la ecografía le dijo que era otro varón, y le comentó acerca del padrinazgo presidencial. “Me dieron un reglamento para saber de qué se trata”, añadió.

Roxana dio a luz a su séptimo hijo varón. (LM Neuquén)
Roxana dio a luz a su séptimo hijo varón. (LM Neuquén)

Como estos ahijados presidenciales también reciben un apoyo para sus estudios, la mujer se entusiasmó con la posibilidad de que Emir tenga otras herramientas para afrontar su futuro.

¿DE QUÉ SE TRATA LA LEY DE PADRINAZGO PRESIDENCIAL?

La Ley N° 20.843 “garantiza el padrinazgo del Presidente de la Nación en funciones al momento del nacimiento del séptimo hijo varón o la séptima hija mujer de una prole del mismo sexo”.

Pero además los ahijados y ahijadas presidenciales pueden acceder a una beca asistencial para contribuir con su educación. Así lo asegura el sitio web del Gobierno nacional dónde se establece que pueden recibir la beca de apoyo para la escolaridad “personas que hayan sido apadrinadas por el Poder Ejecutivo Nacional (séptimo hijo o hija del mismo sexo), sin límite de edad y que estén cursando sus estudios en algún establecimiento educativo oficial (estatal o privado) de cualquiera de los niveles del sistema educativo nacional”.

Para solicitar por primera vez la beca se requiere presentar la siguiente documentación, que deberá contar con firma y sello de la autoridad académica competente, sin enmiendas ni correcciones:

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA COSTUMBRE?

Una antigua creencia rusa dicta que el séptimo hijo varón de una pareja es un hombre lobo y la séptima hija mujer una bruja. En la Rusia zarista de Catalina la grande se otorgaba el padrinazgo imperial, que daba una “protección mágica” contra estos males y evitaba que los niños fueran abandonados.

Alberto Fernández tendrá un ahijado neuquino. (Archivo)
Alberto Fernández tendrá un ahijado neuquino. (Archivo)

La gran inmigración rusa en Argentina trajo todas estas costumbres a nuestro país cuando en 1907, Enrique Brost y Apolonia Holmann, una pareja rusa que se radicó en el país, dio a luz a José Brost, su séptimo hijo varón en Coronel Pringles, provincia de Buenos Aires. De esta manera, le enviaron una carta al Presidente José Figueroa Alcorta para que lo apadrinara.

El 28 de septiembre de 1974 María Estela Martínez de Perón convirtió esta tradición en ley. Además, el 24 de abril de 1984, la provincia de Entre Ríos dictó el Decreto 1335 MGJE, reglamentando que “la esposa del Gobernador a petición de la parte interesada podía oficiar de Madrina Oficial de Bautismo”. Sin embargo, la provincia no otorgaba ningún tipo de beneficios.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!