RAWSON (ADNSUR) - El mes de abril iba a ser el punto de inflexión en el que los partidos políticos de Chubut tenían previsto tomar las definiciones estratégicas para este año electoral, pero la nueva situación epidemiológica a causa de la “segunda ola” de Covid le puso un compás de espera a todos los encuentros que estaban convocados. Ayer miércoles, se conoció la decisión del Ministerio de Salud de no autorizar la realización del Congreso del PJ anunciada para el próximo sábado 10 en Comodoro Rivadavia, y hoy fue el turno del partido del gobierno, Chubut Somos Todos, cuya reunión convocada para este viernes en Trelew también fue suspendida.

Concretamente se había estipulado la reunión este viernes 9 de abril para los 25 miembros de la Junta Central de Gobierno del Chusoto, quienes debían tomar una serie de definiciones sobre puntos como alianzas electorales, aportes económicos, autoridades de la junta electoral y convocatoria al futuro congreso.

Sin embargo, al igual que se dispuso en el caso del Congreso del Justicialismo, las autoridades del Ministerio de Salud plantearon a los dirigentes del Chusoto que mientras dure la vigencia del decreto 223 hasta el próximo 20 de abril, no están permitidas las reuniones de más de 10 personas, como método preventivo para evitar contagios ante el nuevo brote a nivel nacional.

Por ello, las definiciones partidarias quedaron en suspenso hasta nuevo aviso, al igual que le ocurre a la dirigencia del radicalismo, que está organizando su Convención Provincial para el próximo 24 de abril en Gaiman, y hasta último momento no sabrá si tiene la autorización.

La cuestión sanitaria pone a los dirigentes de los partidos políticos ante un dilema, porque todos reconocen que la manera ideal de dirimir estas discusiones es a través de encuentros presenciales que son un riesgo para la salud, y que la alternativa de hacerlos de manera virtual genera una serie de injusticias, ya que hay muchos representantes del interior provincial que no están en condiciones de tener una buena conectividad.

De todos modos, se sospecha que este impasse a causa del Covid le servirá a los dirigentes de los distintos partidos para ganar tiempo ante la incertidumbre que la cuestión sanitaria genera también en el panorama electoral nacional, donde aún no se sabe qué ocurrirá con las PASO, esto es, si se van a postergar o si directamente se van a suspender.