CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Gobierno destacó este sábado que, pese a la decisión de terminar con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Estado no “se retira”, mientras prometió “reforzar” la ayuda para fin de año. Así lo manifestó el ministro de Trabajo Claudio Moroni, quien subrayó que están en proceso de modificar “mecanismos de asistencia” que se implementaron durante las fases “más duras” de la pandemia de coronavirus.

El funcionario aseguró que la administración del presidente Alberto Fernández “mantiene otras asistencias” y que "las va adecuando en función de las circunstancias”.

"No tiene sentido mantener el mismo grado de asistencia que cuando teníamos absolutamente parada la economía en un momento en donde vemos que prácticamente estamos en una actividad plena”, indicó el titular de la cartera laboral.

Además, confirmó que el Gobierno prorrogará hasta fines de enero del año próximo la prohibición de despedir trabajadores y hasta fines de febrero la doble indemnización. “Siempre dijimos que mientras se mantuviera un escenario extraordinario íbamos a mantener medidas extraordinarias. Si bien estamos entrando en una etapa de recuperación económica importante, vamos a mantener las medidas sobre despidos y suspensiones por fuerza mayor”, destacó.

Críticas de la CGT

Con relación al comunicado emitido esta semana por la CGT, evaluó que “es razonable” que la central obrera manifieste “una serie de inquietudes”. En el escrito, los sindicalistas expresaron su preocupación por las medidas “que exteriorizarían restricciones presupuestarias en relación a los programas sociales, ayudas económicas a los sectores productivos afectados por la crisis sanitaria y el apoyo al sostenimiento de los ingresos laborales”.

Además, sostuvieron que ante la continuidad de la pandemia “no es posible desarmar el andamiaje socio-económico construido con tanto esfuerzo y hay que garantizar que el cambio de fórmula de actualización jubilatoria no perjudique a los beneficiarios previsionales”.

Si bien Moroni dijo que la relación con la CGT es “perfecta" y “está bien”, consideró que “en algunas cosas hay ansiedades o falta de información, como que se le podía cobrar las vacunas a las obras sociales, cuando nosotros dijimos claramente que las va a proveer el Estado”.

Operativo de fin de año

Al ser consultado sobre la llegada de fin de año, manifestó: “No me preocupa. No hay motivo para pensar que si hay alguna necesidad no va a ser cubierta por el Gobierno”.

Fuente: Todo Noticias