La reaparición del “ninja”

El mundo del PJ vuelve a quedar signado por la  fuerte presencia de hombres de negocios. En la reunión de Trelew, cuyos partícipes fueron revelados por ADNSUR, llamó la atención la presencia no sólo de Cristóbal López, sino también la “vuelta al ruedo” de Jorge Aidar Bestene, reconocido hombre de negocios del ámbito valletano y que se lo vio alejado de la política en los últimos años. 

Apoderado del justicialismo en tiempos de Das Neves y con un intento de presidir el partido, en una lista que llegó a impulsar con el lucifuercista Héctor González y hasta coqueteó con alguna candidatura, fue uno de los partícipes en el encuentro de “armado” que desarrollaron algunos de los principales dirigentes de la provincia el jueves último. En búsqueda de la unidad, que al parecer es bastante escurridiza, ya que cada vez que se realiza este tipo de cónclaves, aparece algún “herido” que no fue convocado.

Se enojó ‘el Gordo’ y repartió cachetadas

Uno de los que salió a cuestionar el encuentro y la presencia empresaria fue, precisamente, el conductor de Luz y Fuerza, Héctor González, quien a través de diario Jornada bombardeó a discreción aquella reunión, particularmente por la presencia de Cristóbal López, a quien vinculó con la voluntad directa de los líderes del kirchnerismo nacional para imponer sus candidatos en Chubut: “Que no quepa la menor duda que quieren que vuelva el ‘dedazo’ a Chubut -advirtió-.  Pero yo no sé quién va a trabajar detrás de esas candidaturas, porque estas elecciones no están colgadas de ningún pantalón ni de ninguna pollera. ¿Qué militancia va a trabajar para esos candidatos que elijan ellos?”. 

Además, puso en duda que estuvieran representados todos los sectores del peronismo en ese encuentro y, ya que estaba, también ‘cacheteó’ a Linares: “Cambian sus posicionamientos como cambian de calzoncillos y medias -comparó-. Hemos escuchado al presidente del PJ, Carlos Linars, que ahora está en contra de la minería y cuando estaba de presidente Mauricio Macri fue a Telsen a plantear a favor la minería con el entonces ministro Aranguren. Después hablan del panquequismo. Los conozco a todos. Se tunean y siguen siendo los mismos”, dijo el dirigente sindical, con una trayectoria de 30 años al frente del gremio.

Sin lugar para sorpresas

Una de las conclusiones que habría surgido en el cónclave de Trelew es que, pese al entusiasmo y la fuerza con la que irrumpió el nombre de Julián Leunda para encabezar una lista de candidatos al Senado, habría quedado descartada la posibilidad. Aunque el joven comodorense tiene una importante llegada en el gobierno nacional y de hecho es uno de los principales asesores del presidente Alberto Fernández, el nombre no habría pasado los filtros de la dirigencia peronista tradicional, por lo que la danza de postualantes volvió a centrarse en torno a los nombres de Carlos Linares y de Ricardo Sastre, por el lado de los muchachos, mientras que Nancy González sigue siendo la opción para la rama femenina, incluso decidida a pelear por encabezar la nómina en una reivindicación de género, además de su buena relación con Cristina Fernández.

Camión en llanta

Luego de la repercusión de la causa por el robo y venta de vacunas en Comodoro, la figura de Jorge Taboada ha quedado desgastada en el plano político, particularmente de cara al cierre de listas y posibles alianzas que se avecina para las elecciones legislativas. Si bien no se hablaba de candidaturas puntualmente desde este sector, sabido es que el sindicato camionero tiene un peso específico propio y si bien ya no juega dentro del justicialismo, a partir de la conformación de su estructura partidaria propia (Partido de la Educación, el Trabajo y la Cultura), la misma le da precisamente margen de maniobra para definir distintas estrategias, que en los últimos meses habían sobrevolado una posibilidad de un acuerdo con el propio gobernador Arcioni (con el que formó alianza en las elecciones anteriores, para luego romper por los conflictos del gobierno con los gremios estatales, a partir del pago escalonado de salarios). Sin embargo, tras el escándalo judicial, la figura de Taboada ha retrocedido varios casilleros. ¿Habrá capacidad para el reciclaje, o se apostará al manto de olvido que suele llegar más temprano que tarde en este tipo de circunstancias? 

Justo ahora se le dio por trabajar

Parece que “hay bronca en el gallinero”, aunque en este caso se trata del gabinete provincial, a raíz de la conducta de un funcionario, ex intendente él, que siguió concurriendo a trabajar pese a que había comenzado con síntomas evdentes de coronavirus, lo que derivó en un brote y aislamiento de 20 personas en la Casa de Gobierno. 

Al parecer, el funcionario en cuestión quiso evidenciar su apego al trabajo y continuó con actividad presencial pese a que varios de sus compañeros le recomendaban que se cuidase, por lo que al hacerse el análisis correspondiente ya era tarde y el saldo positivo esperable fue el obvio resultado. El enojo de sus pares es mayúsculo, porque además provocó una especie de psicosis, que se suma al clima tenso que ya se vive en los despachos oficiales a raíz de otras intrigas palaciegas que lo vienen atravesando. Pese a que son los mismos integrantes del gobierno quienes repiten recomendaciones hasta el hartazgo, para que el resto de la sociedad extreme los cuidados y acepte incluso las consecuencias negativas de restringir las actividades comerciales o laborales en general, en este caso la prédica con el ejemplo ha brillado por su ausencia.

Halcones y palomas

Otro chisporroteo interno se vincula a los niveles de exposición de algunos ministros a la hora de exponer discusiones y (escasos) avances con los sindicatos estatales. Al menos ese fue el motivo por el que se escucharon algunas discusiones detrás de las puertas y paredes de despachos oficiales, en intercambios subidos de tono en torno a por qué algunos salieron a mostrarse como grandes armadores o portadores de soluciones, mientras que otros que  fueron a “transpirar” en Buenos Aires, en busca de herramientas financieras, no tuvieron el mismo protagonismo, o hasta fueron cuestionados por algunos de sus pares por estar “borrados” de la discusión. Los halcones y palomas en el entorno gubernamental no pelean en este caso por exhibir los logros, sino, aunque más no sea, por quienes repiten más veces la frase “no hay plata en la provincia, estamos ordneando las cuentas, seguiremos buscando acuerdos en la próxima reunión”.

Todos al furgón

“El Poder Judicial es el último furgón de cola”, había dicho el procurador general, Jorge Miquelarena, en relación a la deuda salarial del gobierno provincial y la falta de acuerdo para cancelar deuda salarial con ese sector, como sí está avanzando el gobierno con otras reparticiones del Estado. “Eso es cierto, pero también lo es el proyecto de ley que hemos presentado a Legislatura, consensuado entre el Ejecutivo y nosotros -dijo Alejandro Panizzi, presidente del Superior Tribunal de Justicia, en su paso por Comodoro durante las sesiones del Consejo de la Magistratura-, para obtener un préstamo que nos permita adelantar los dos sueldos que se nos deben. Tengamos en cuenta que el último salario que cobramos es el de febrero”. Al parecer, según pudo saber esta columna, hay avances puntuales para lograr acuerdo en la aprobación de esa norma, al tiempo que habría disminuido la resistencia que planteaba al principio el sindicato judicail (Sitrajuch), a fin de que ese mecanismo financiero pueda permitir, al menos, cancelar una de las dos deudas que mantiene el gobierno con jueces, fiscales y trabajadores de la justicia.