El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que la Argentina firmó contratos para la provisión de “65 millones de vacunas” contra el coronavirus y afirmó que los retrasos en las entregas se dieron “en todo el mundo”.

“Tenemos compras por 65 millones de vacunas y muchas tendrían que haber llegado antes”, argumentó el funcionario por radio Continental.

Asimismo, reiteró que “fue un error confiar en que los contratos se iban a cumplir en tiempo y forma, no sucedió aquí, sino en todo el mundo”.

Sobre la anunciada llegada al país de cuatro millones de dosis de la vacuna AstraZeneca, recordó que “este acuerdo con México se gestó en términos privados pero luego fue impulsado por ambos Estados, con la fabricación de AstraZeneca para toda Latinoamérica”.

“El proceso se inicia en Argentina con el principio activo y luego se envía a México y se hace la terminación de la vacuna. Es un proceso muy riguroso, que se viene haciendo desde el año pasado y se acentuó este año, para cumplir con los contratos”, expresó el jefe de Gabinete.

Al ser consultado respecto a la razón por la que Argentina no cerró un acuerdo comercial con el laboratorio Pfizer, reiteró que “se discutió un marco normativo en el Congreso de la Nación, y ese marco permitió a las provincias y a la Ciudad que compren vacunas y se generó el marco de los contratos, con los votos de Juntos por el Cambio”.

“En los contratos que solicitaba Pfizer hubo dificultades para adaptarlo al marco normativo vigente y no tenían certeza de entrega. El tema es que entreguen las dosis, firmar contratos es fácil”, expresó Cafiero, y aclaró que el Estado argentino tiene “acuerdos comerciales permanentes con Pfizer” por otros medicamentos.