RÍO GALLEGOS (ADNSUR) – El secuestro y violación se produjo en un barrio de Río Gallegos y el acusado es un joven de 23 años oriundo de Chaco quien ya se encuentra detenido. De acuerdo a lo indicado, el sujeto habría subido a la menor a una camioneta y la llevó a una casa que él estaba cuidando. Tras el ataque sexual, la menor fue intervenida quirúrgicamente y se encuentra internada en la sala de observaciones.

La Opinión Austral informó que el ataque sexual se produjo en la vivienda que el hombre cuidaba. Como consecuencia, la menor debido ser intervenida quirúrgicamente en el SAMIC y se encuentra estable. En un allanamiento la Policía secuestró prendas de vestir y ropa de cama.

De acuerdo a lo informado, la preadolescente no habría subido a la fuerza a la camioneta, ya que conocía de vista a quien sería su violador.  Ya en la residencia que cuidaba, el depravado se aprovechó durante horas de la nena para luego dejarla en cercanías a su casa.

En su vivienda, la madre de la preadolescente recibió a su hija quien, entre lágrimas, contó lo que había vivido durante la fatídica tarde.

Ante esta situación, la preocupada mamá llevó a su hija al SAMIC, lugar donde se constató la gravedad de sus heridas y el médico de guardia dispuso que debía ser intervenida por sus heridas en la zona genital, mientras que el médico policial daba aviso sobre la situación a la Seccional Primera y al Juzgado de Instrucción a cargo del juez Narvarte.

Una comisión de la Seccional mencionada entrevistó a la madre, quien contó los detalles escabrosos que le había contado su hija horas antes y sobre quién sería el perpetrador de tan aberrante hecho.

ALLANAMIENTO

Este martes por la mañana, personal de la Dirección de Investigaciones (D.D.I.) fue requerido por la Justicia local para dar con el paradero del violador y, luego de localizarlo, se realizó un allanamiento en la vivienda en cuestión.

Una preadolescente sufrió heridas graves tras ser secuestrada y violada

Fuentes investigativas indicaron que el depravado fue detenido en momentos en los que se retiraba de la vivienda y fue trasladado a la Seccional Primera, lugar en el que espera ser indagado durante esta jornada por el magistrado interviniente.

En la continuidad del trabajo operativo de la Policía, se realizó una requisa dentro de la camioneta en la que el sujeto habría trasladado a la preadolescente hasta la vivienda del horror.

Desde la Policía indicaron detalles escabrosos sobre el momento en que los agentes irrumpieron en la residencia, pudiendo secuestrar prendas de vestir y ropa de cama con manchas rojizas que serían de sangre, y lo que presumiblemente sería el semen del violador.

Todo lo secuestrado fue puesto a disposición del gabinete de Criminalística y se esperan los resultados de las pruebas de ADN, las cuales determinarán fehacientemente el origen de aquellas manchas, aunque fuentes consultadas adelantaron que posiblemente arrojen resultados positivos.

En horas de la tarde también se realizó un procedimiento en una casa ubicada en calle 22 al 800, lugar donde residía el depravado con su familia, pero habría arrojado resultados negativos.

Entre otros de los datos que se pudo saber sobre el hecho, es que la preadolescente habría llegado hace unos seis meses, junto a su familia, a la Villa Turística por motivos laborales desde una provincia del norte del país, mientras que el depravado habría hecho lo propio hace unos años y no contaba con antecedentes penales, ni en la localidad ni en la provincia de la que es oriundo.