Este lunes detuvieron a una mujer después de cortarle el pene al propietario de un bar donde ella trabaja, ubicado en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), según informó "La Vanguardia". La mujer denunció que era víctima de sucesivas violaciones por parte del hombre que agredió.

Durante su declaración, la mujer confesó que su jefe la obligaba a mantener relaciones sexuales sin consentimiento. Este lunes por la noche, tras otro presunto intento de agresión sexual, la detenida le cortó el pene utilizando un cuchillo.

Tras el hecho, la mujer se entregó en las dependencias de la Policía Local a la espera de pasar a disposición judicial. El hombre fue ingresado de urgencia en el hospital de Bellvitge aunque se desconocen más datos de su estado. Ahora la investigación se centra en la existencia de posibles delitos contra la libertad sexual.

Con información de La Vanguardia