Matías Ariel Sandoval fue imputado por los delitos de desobediencia y atentado a la autoridad durante un control policial en la localidad de Sarmiento. Sin embargo, el vecino de 26 años decidió dar a conocer su versión de los hechos en sus redes sociales donde denunció malos tratos

“Si un día no vuelvo, yo no me suicide familia, amigos y sociedad de Sarmiento”, comenzó relatando el joven en su cuenta de Facebook. Y a continuación, contó que el sábado 7 de agosto fue detenido “de manera ilegal por parte del personal de seguridad pública (Policía de Sarmiento)” .

Eran cerca de las 00:30, recordó cuando fue detenido afuera de su casa por tres policías que circulaban en un móvil.  El joven relató que intentó identificarse pero uno de los agentes le dijo - según sus propios dichos - “ya estás en la calle,  acá cagaste”.

Y a continuación, señaló que vinieron a “patotearme a lo que yo me resistí por conocer mis derechos a no ser detenido ni demorado si no se me informa de qué crimen o infracción”.  Sin embargo, mediante uso de “violencia física” lo detuvieron y según él,  con el objetivo de caratular la causa “como resistencia a la autoridad y persecución”.

“Fui ahorcado, golpeado y detenido en ese mismo momento en el portón de mi casa”, indicó tras agregar a la publicación una serie de fotos con golpes y marcas en el cuerpo.

Ya detenido en la dependencia policial, Matías relató que el domingo a la mañana “fui amenazado  por otro uniformado acompañado por dos más , quien con una navaja cortaba los cordones de mis zapatillas y me amenazaba el tipo de cagarme a palos”.

Finalmente, el joven lamentó lo sucedido pero indicó que logró identificar a los efectivos gracias a otros policías.  “Mi denuncia seguramente quede en nada, pase a ser un archivo y por denunciar seguro me caguen a patadas un día de estos mientras salgo a entrenar ,y quizás no me vean mas".

Sin embargo, le pidió a los vecinos que  denuncien los "abuso de autoridad" porque "no quisiera que otro día se les vaya la mano y perder  un amigo un familiar, ustedes un hijo o un hermano porque se le fue la mano”.

Matias Sandoval