BUENOS AIRES (ADNSUR) – Luz Belén Marino tenía 16 años, fue encontrada con un cable en el cuello y creyeron que se había quitado la vida. La investigación por su muerte dio un giro en las últimas horas. Lo que creían que había sido un suicidio ahora se investiga como un femicidio. 

Ocurrió el fin de semana en una vivienda ubicada en la calle Dr. Muñiz y Padre Salvaire de la ciudad de Luján, cuando los efectivos llegaron al lugar, encontraron a la adolescente con un cable en el cuello.

Al practicarse la autopsia al cuerpo se confirmó que la muerte fue por "estrangulamiento y/o asfixia mecánica". Ante esto, Fiscal en turno de la Fiscalía descentralizada de Luján dispuso diligencias varias, y cambió de caratula a "Femicidio Agravado".

En las últimas horas se ordenó la detención de un joven de 22 años, el novio de la víctima, quien fue la última persona que la vio con vida, indicó Telefe Noticias.