COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En el marco de las 22 Jornadas Técnicas organizadas por el Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG) Seccional Sur, desarrolladas en Comodoro Rivadavia, brindó una conferencia el ex secretario de Recursos Hidrocarburíferos de la Nación, José Luis Sureda, quien –entre otros temas- expuso las perspectivas que se abren para el crudo Escalante a partir de la revalorización que habrá el año próximo para los petróleos dulces, con bajo contenido de azufre. Además, planteó sus dudas sobre cómo saldrá la industria del decreto 566, de congelamiento y pesificación del mercado petrolero, tras los 90 días de vigencia de la medida.

Según mencionó en su conferencia, la mezcla de diferentes calidades de petróleo en Vaca Muerta provoca una merma en ese precio y revaloriza el crudo de otras regiones, como el Escalante –que se produce en San Jorge-. ¿Por qué se da ese efecto en el mercado?

-La segregación de calidades en Vaca Muerta termina provocando una desvalorización del crudo de esa formación, porque son 5 tipos diferentes, con características variadas, entonces al mezclarse en un solo oleoducto para el transporte termina incidiendo negativamente en el precio. Hoy el crudo Vaca Muerta es de un valor inferior al Escalante, que se está vendiendo a la paridad del Brent (sin contar la deducción por retenciones), pero el Vaca Muerta está en Brent menos 4. Además, hay un cambio en la regulación internacional que va a favorecer aun más al crudo Escalante, porque a partir de 2020 se va a penalizar más a los crudos con azufre y no se va a tolerar más del 3%: el Escalante tiene 0,20%, es prácticamente un petróleo dulce, por lo que su valor va a mejorar mucho más, sobre todo pensando en algunos mercados que buscan petróleos pesados y dulces.

-¿Cómo evalúa el impacto del decreto 56672019, que con el objetivo de congelar los precios de los combustibles, pesificó el mercado petrolero?

-Creo que el mayor problema es que no se sabe cuál es la salida, cómo será la cosa en el día 91. Si fuesen 90 días solamente y uno tuviese la certeza de que el problema es de corto plazo, las compañías lo podrían absorber, aun a regañadientes, pero con alguna pequeña compensación se podría disimular. Pero después de los 90 días, no se avizora cómo salir de ésta.

-¿Puede frenar inversiones, de cara a 2020?

-Sí, seguro, porque además ocurre en un cambio de gobierno, sea por la continuidad o porque ganó la fórmula de Alberto Fernández, pero en cualquiera de los casos hay un cambio; el decreto no hace referencia a cómo salir al día siguiente, cómo corregir las asimetrías que sin dudas se van a generar.

-Usted decía que las áreas maduras del país tienen nuevas oportunidades a partir de las asimetrías ya verificadas en la explotación de Vaca Muerta. ¿Qué acciones deberían tomar los gobiernos de Chubut y Santa Cruz, si pensamos en la cuenca San Jorge, para aprovechar esas posibilidades?

-Creo que tienen que coordinar con la nación una política de precios adecuada (en lo que hace al gas) que sea potable para las dos partes. Creo que tienen que trabajar en un muy buen diseño de un proceso licitatorio, que sea atractivo, con un nivel de exploración muy profundo sobre qué necesitan las empresas para venir a trabajar acá, en lugar de sacar un pliego ‘hecho en casa’. Y se debe hacer una ronda de promoción, si es posible con un banco de primera línea, que dé la seriedad y trascendencia necesaria a ese plan exploratorio.

(Fuente: Santa Cruz Produce/La Opinión Austral).