COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La discusión paritaria entre sindicatos petroleros y cámaras empresarias quedó a la espera de una nueva propuesta, mientras que el plazo de la conciliación obligatoria se vencerá el próximo 1 de octubre. Según informó Carlos Gómez, secretario adjunto del sindicato Petrolero Chubut, “la estrategia de las operadoras, encabezadas por YPF, es directamente congelar el salario por los próximos dos años”, por lo que anticipó que de no haber acuerdo en una semana se desataría un conflicto.

La propuesta presentada el miércoles, que fuera rechazada por todos los sindicatos, consta de tres aspectos principales: extensión del acuerdo con aplicación del artículo 223 bis hasta marzo de 2021, lo que implica sostener el puesto de trabajo para operarios que no tienen funciones, con un pago equivalente al 60 por ciento de sus haberes; el pago del 16,2% que quedó pendiente en noviembre del año pasado, se propuso en tres cuotas trimestrales, de forma no remunerativa y “sujeto a productividad, lo que es prácticamente una extorsión”, cuestionó Gómez.

Además, se propone que la paritaria 20-21 se resuelva a través del pago de una suma fija de 30.000 pesos, en tres cuotas, en todos los casos de forma no remunerativa.

“Esto significa directamente el congelamiento de los salarios por dos años –señaló Gómez-, por eso Jorge Avila ha rechazado esto y pidió que ni siquiera sea incluido en las actas del Ministerio como una propuesta. Y ha pedido a las operadoras que mantengan la predisposición al diálogo y al trabajo que hubo en Chubut”, planteó el dirigente.

En el mismo tono, recordó que las gestiones conjuntas con el sindicato posibilitaron las gestiones para establecer el barril criollo y la eximición de las retenciones a la exportación, además del reclamo para el sostenimiento de plan gas.

“No nos pueden condicionar con la productividad”

“En tres meses a partir de junio se ha logrado, a través del consenso con cada una de las operadoras, la reactivación paulatina de 65 equipos en los yacimientos sin ningún tipo de condicionamiento de flexibilización laboral o premio de productividad”, precisó Gómez, para diferenciar la situación que se da en Chubut frente a las discusiones que se originan en Neuquén.   

“Nuestro secretario general ha sido muy claro porque en esta provincia no nos pueden hablar de productividad, porque ha sido el esfuerzo de los trabajadores el que mantuvo la producción y permitió aumentar las exportaciones de petróleo en lo que va de este año, con 11 millones de barriles, generando divisas para el país y hemos posibilitado aumentar los niveles de facturación de empresas contratistas y hoy las operadoras como YPF por ejemplo, todavía demoran el reconocimiento de pago de haberes para el personal de riesgo”.

Al sumar cuestionamientos, planteó que las ART no cubren los tratamientos del covid-19 “y la entidad sindical y la obra social se deben hacer cargo de los compañeros y de la familia de los compañeros que padecen en carne propia el contagio del coronavirus”.

Finalmente, cuestionó que pese a las señales positivas del gobierno nacional hacia YPF (a la que destinaría el 25 por ciento de lo recaudado a través del Aporte Solidario, unos 75.000 millones de pesos) y el próximo lanzamiento del plan Gas 4, “las únicas señales que dan las operadoras conducidas por YPF es el congelamiento del salario, lo que es inadmisible”.