A poco más de 24 horas de la gran cita olímpica, el atleta chubutense Joaquín Arbe publicó en sus redes sociales su última trote progresivo previo a la competencia y aclaró que se cambió el horario de largada.

La prueba de 42,195 kilómetros en la ciudad de Saporo será a las 18 horas de Argentina, una hora antes de lo estipulado, y lo mismo pasará con la competencia femenina.

Para el viernes están pronosticadas temperaturas mínimas de 23° y máximas de 33°, mientras que para el sábado el termómetro estará entre 24° y 32°, muy por encima de lo ideal para atravesar los 42,195 kilómetros de la prueba.

Arbe es el campeón nacional y subcampeón sudamericano, títulos que obtuvo en la Maratón de Buenos Aires 2019, la última edición celebrada antes de la pandemia. Su tiempo allí fue de 2h11m02s, la mejor marca lograda en territorio nacional por un argentino.

Por su parte, Muñoz obtuvo su lugar en la maratón de Valencia 2019, cuando frenó el reloj en 2h11m23s. Sin embargo, un año después pulverizó esa marca y, en el mismo recorrido, bajó el registro a 2h09m59s, siendo este el segundo mejor tiempo en el historial argentino, a apenas dos segundos del récord nacional de Antonio Sillio.

Los grandes favoritos para el sábado son el keniata Eliud Kipchoge, quien obtuvo la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Río 2016, y su compatriota Lawrence Cherono. Este último fue tercero en los 21k de Buenos Aires en 2018 y un año después se impuso en las maratones de Boston y Chicago.

Kipchoge es una de las grandes estrellas de la disciplina. Es el actual poseedor del récord mundial de maratón con 2h01m39s y el único hombre que logró bajar las 2 horas en la distancia, aunque la marca no fue homologada ya que fue parte del experimento "Ineos 1:59 Challenge" y se logró en condiciones diferentes a las de una competencia oficial (iba detrás de un auto y le alcanzaban la hidratación, para dar dos ejemplos claros).