Allá por el 2000-2001, las miradas del handball nacional se centraban en un pívot de categoría cadetes, que con una altura muy particular se hacía notar desde el sur del país, lo que hizo que lo convoquen para ser parte de la selección argentina en una categoría superior “juveniles”.

El propio Martin Pinilla dialogó con Pasta de Campeón desde España y comentó como fueron esos momentos, los comienzos, su carrera profesional y su presente. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA