Con el protocolo de la Federación Chubutense aplicado a la realidad institucional, el club Independiente (que no tiene la cancha reglamentaria de handball) se adaptó a lo que el gimnasio les permite, que es entrenar con 10 personas más los dos profes a cargo del cuerpo técnico.

Al respecto Yony Ruiz Cobos, técnico del equipo mayores femenino, consultado por Pasta de Campeón, comentó, “por el momento nos estamos acomodando a esto que para nosotros es nuevo, desde el primer entrenamiento pudimos sumar la pelota para que las chicas vuelvan a adaptarse, cada una con las suya, cuando termina de entrenar la desinfecta, trabajando con espacios individuales para cada uno, para que se pueda mantener el distanciamiento entre ellas”. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA