Torneo Clausura de 1996. Boca Juniors se preparaba para ser el recordado “equipo de las estrellas” comandado por Carlos Bilardo. Navarro Montoya, Luis Medero, Néstor Fabbri, Nélson Vivas, José Basualdo, Juan Sebastián Verón, Claudio Paul Caniggia y un tal Diego Armando Maradona integraban aquel histórico equipo al que luego se le sumó Cristian González.

El 10 volvía a jugar al fútbol argentino luego de una suspensión de 15 meses, tras el doping positivo del Mundial del ‘94 y algunas experiencias como entrenador  (Mandiyú y Racing). Aquella etapa de su regreso como jugador quedó en el recuerdo por el famoso “Segurola y Habana” al “Huevo” Toresani, el “piquito” a Caniggia, los cruces con Chilavert y algunas jugadas que solo podía hacer el 10.

TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA