“Su futuro en el Barça no pinta bien", aseguran desde su entorno, según el canal público catalán Betevé.

El delantero llegó al Barcelona el pasado 31 de mayo, proveniente del Manchester City, y arregló un contrato por dos años con el club catalán.

Uno de sus grandes sueños era jugar con su gran amigo, Lionel Messi. Ante la salida del astro, el Kun habría puesto en duda su continuidad, ya que cree que el presidente Joan Laporta no cumplió lo que le prometió.

Según confirmó el medio catalán, desde el entorno del ex Independiente aseguran que: "Su futuro en el Barça no pinta bien".