CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) – La polémica presencia de Lola Latorre en una fiesta clandestina en la localidad de Mercedes, en el marco de las prohibiciones por el coronavirus, tuvo una explicación por parte del abogado de su familia, Fernando Burlando.

"Lola estaba en el campo de un amigo del novio, en Mercedes, y una amiga que estaba en la fiesta se asustó por lo que ella fue con otra amiga a buscarla", dijo.

Además, afirmó que la adolescente, hija de Diego Latorre y Yanina, “se acercó hasta el lugar” y "se metió por el estacionamiento", desmintiendo así su participación en el festejo.

Según dijo a Clarín, "cuando llegó la Policía a ella la notificaron (de la violación de la cuarentena), pero no firmó el acta de procedimiento y el juez que interviene en la causa podría llamarla a declarar. Lola tuvo Covid-19 y ya no contagia. Fue en su auto y había 500 personas en la fiesta, de las cuales identificaron a 140".

"Fue una triste consecuencia a un acto solidario de Lola, que tiene gestos de estas características permanentemente", destacó el abogado en su defensa de la adolescente, integrante del staff del “Cantando por un sueño”, de Canal 13.

De acuerdo al portal Noticias Mercedinas, en la fiesta clandestina en donde notificaron a Lola "fueron aprehendidas 140 personas a quienes se le iniciaron causas en la Justicia Federal por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal".