COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Estoy emocionada, en una especie de shock”, dice Vanina Busniuk. Son las 5 de la tarde y hace unos minutos le confirmaron que el Senado de la Nación aprobó el proyecto que impulsó para que el 9 de diciembre sea declarado el Día de la Mujer en la Aeronáutica.

A Vanina se la escucha feliz, la emoción no entra en su cuerpo, en definitiva es el logro de más de cinco años de trabajo, desde que le dijo a su familia que quería aprender a volar para cumplir el sueño de toda su vida.

Vanina Busniuk tiene 32 años, nació en Comodoro Rivadavia y en la actualidad preside la Asociación de Mujeres en Aviación Argentina, entidad que ella misma fundó, tras impulsar el primer Encuentro de Mujeres en la Aviación Argentina, en 2018. Asegura que siempre le llamaron la atención los aviones. Sin embargo, nunca supo como llegar a ellos, hasta una tarde en la que transitaba desde Rada Tilly a Comodoro Rivadavia vio aterrizar una avioneta en la pista del Aeroclub. 

Por curiosidad y quizás por instinto, Vanina no dudó y entró al recinto que fundó Prospero Palazzo- hombre que hoy le da nombre a un barrio de zona norte en la ciudad petrolera- y nunca más se fue.

“Yo desde chica quería ser piloto, pero la verdad desconocía que mujeres podían desarrollar esa actividad”, le dice Vanina a ADNSUR tras la sanción de su proyecto. “Me acuerdo que ese día entré, me acerqué y encontré a unos hombres. Ellos pensaron que quería hacer un vuelo de bautismo, pero fue grande la sorpresa cuando les dije que quería ser piloto”.

La joven asegura que desde el Aeroclub la apoyaron “un montón para que hiciera el curso”. Pero no fue  fácil. Al principio su familia no quería que volara. Sin embargo, con el paso del tiempo lo entendieron. 

Vanina, la joven de Comodoro que soñó con ser piloto y terminó impulsando el Día de la Mujer en la Aeronáutica

UNA PASIÓN ENTRE NUBES

Vanina asegura que “nadie puede conocer la pasión de volar hasta que no lo vive”.

En su caso su primer vuelo fue un día bien patagónico, de mucho viento. “No sentí miedo, sentí mucha adrenalina y me encantó. A partir de ahí ya no quería bajarme”, recuerda a la distancia.

Así, la joven decidió hacer el curso de piloto y seguir los pasos Elsa Basugno Britapaja y Marcela Quintana, otras mujeres que volaron por estos cielos. Pero no conforme con ello, decidió ir por más y tras formar una asociación realizó junto a un grupo de mujeres el Primer Encuentro Nacional de mujeres en la aviación.

Vanina, la joven de Comodoro que soñó con ser piloto y terminó impulsando el Día de la Mujer en la Aeronáutica

Ezpeleta, en Buenos Aires, fue la primera sede de ese evento que terminó siendo un éxito. “Logramos concentrar un montón de mujeres, no solo piloto como en mi caso, sino que había tripulantes de cabina, controladoras aéreas, despachantes de aeronave, especialistas en derecho aeronáutico espacial. Entonces como que marcamos un punto de inflexión dentro de la aviación y lo que era esta oleada de mujeres”, recuerda Vanina.

En 2019, el encuentro tuvo su segunda edición en Villa María, Córdoba, y este año, por la pandemia, no se podrá realizar. Sin embargo, las chicas no dejaron de trabajar, y Vanina decidió que la fecha del primer encuentro se convierta en un hecho histórico. Así presentó un proyecto para que se declare el Día de la Mujer en la Aeronáutica.

La iniciativa fue impulsada a través del senador por Chubut, Alfredo Luenzo, y este lunes obtuvo sanción. 

“Para mi es algo muy importante. Estoy re emocionada, no puedo creer que haya llegado tan lejos, porque esta fecha es sumamente importante, un acontecimiento histórico y tuvo su origen en Comodoro. En estos últimos años gracias al movimiento que hicimos, muchas mujeres se han incorporado al aeroclub y algunas ya se recibieron de piloto, pero en Argentina tenemos solo 22 pilotos comerciales mujeres frente a 1623 hombres. Hay mucho trabajo por delante”, dice la joven que no para y ya piensa en la edición 2021 del Encuentro, que podría realizarse en la base militar de Morón. 

Mientras tanto, en paralelo ella continúa con sus estudios universitarios y “si Dios quiere en un par de semanas”, como dijo, se recibirá de contadora pública; sin duda un año que no olvidará.

Vanina, la joven de Comodoro que soñó con ser piloto y terminó impulsando el Día de la Mujer en la Aeronáutica