ESTADOS UNIDOS - Patty Bolle, una mujer de 68 años de Haslett, Michigan, Estados Unidos, estaba cortándose el pelo el año pasado en la peluquería cuando la estilista, Nikki McClure, notó algo raro. La mujer había tenido cáncer de mama hace 13 años y esa etapa parecía superada. "Pasé por la quimioterapia, radiación y cirugía para eliminar todo. Me tomó nueve meses", recordó. Pero una mala noticia estaba por llegar.

“Nikki levantaba mi cabello cuando dijo ‘Oh por Dios, ¡tenés un espacio pelado ahí! Le pregunté si era verdad, así que agarró el espejo y me lo mostró. No tenía idea de que estaba ahí”, declaró ahora la mujer.

El drama se apoderó otra vez de la mujer. Los médicos que la atendieron le realizaron una biopsia del cuero cabelludo y descubrieron que la enfermedad había vuelto con todo.